Tras un año de "limpieza" en el Senado bonaerense, y luego de que el gobierno de María Eugenia Vidal haya echado a 80 "ñoquis" en mayo de este año, salieron a la luz contratos que superan los 70 mil pesos, que cada mes reciben familiares de candidatos de Cambiemos en la Provincia.

Quien está en el ojo de la tormenta es el jefe de Gabinete del vicegobernador Daniel Salvador. El radical y candidato a Senador provincial, Emiliano Lasala Reparaz, contrató como asesores en la cámara alta bonaerense a su hermana, a su cuñado y a la hija del exintendente y actual candidato a concejal por Cambiemos en Navarro, "Cacho" Castellari.

Según informó el medio InfoPasillo de Navarro, la hermana de Emiliano Lasala Reparaz trabaja en un local de ropa en la ciudad, mientras que su marido desempeña tareas en el frigorífico del Grupo Tresnal.

La información fue confirmada ni más ni menos que por el ex intendente Castellari, quien afirmó que "Emiliano es un funcionario que tiene partidas disponibles para nombrar asesores o consultores, planta permanente, contratos temporarios, es una cuestión que depende de él".

"Legalmente no hay ningún problema, lo ético cada uno sabrá cómo lo maneja", agregó el ex cacique radical de Navarro, que ahora forma parte de Cambiemos. Respecto al contrato de su propia hija, Castellari consideró que "Emiliano tomará la decisión si la necesita o no". Además aseguró que los nombramientos "existen".

Diagonales consultó a periodistas de Navarro, quienes aseguraron que a la hermana de Emiliano Lasala Reparaz "todos la conocen",  "está todo el día en Navarro" y que tiene un local llamado "Hipólita".