El senado bonaerense aprobó ayer por unanimidad un proyecto que busca prevenir el acoso callejero y sancionarlo. Además, la propuesta busca declarar el 2 octubre como día provincial contra el acoso sexual callejero para concientizar a la comunidad y contribuir en la prevención. La medida deberá ser tratada en la Cámara de Diputados para convertirse en Ley.

La iniciativa de los legisladores del Frente para la Victoria, Federico Susbielles, y de Cambiemos, Walter Lanaro, pretende incorporar el artículo 36 bis al Decreto Ley Nº 8031/73 del Código de Faltas para sancionar el acoso sexual callejero.

 A su vez, contempla la formación policial con perspectiva de género como contenido obligatorio para la prevención, tratamiento y actuación ante un caso de acoso callejero por razones de género, identidad y/u orientación sexual. También propone establecer el 2 octubre como día provincial contra el acoso sexual callejero para concientizar a la comunidad contribuir en la prevención y repudiar este accionar que habla de un abuso de poder desigual en el espacio público.

En desmedro de los dichos del presidente, Mauricio Macri, cuando afirmó que "a todas las mujeres les gustan los piropos, aunque les digan que lindo culo tenes", Lanaro aseguró que "no es un piropo, no es tradición, folclore o galantería, el mal llamado piropo callejero". Por el contrario el legislador de Cambiemos consideró que "es violencia que tienen que soportar miles de mujeres en la Provincia".

En ese sentido explicó que "establecer un día contra el acoso es dar un paso más para tener una sociedad más justa". Además, remarcó la importancia de "seguir desconstruyendo conceptos de una sociedad profundamente machista que durante décadas se negó estos debates y que hoy sigue, seguimos, aprendiendo de qué hablamos, cuando hablamos de violencia de género".