La diputada nacional Elisa Carrió buscó aclarar sus polémicos dichos respecto a que la clase media "dé propinas" para no cortar el círculo con los sectores más vulnerables y se embarró aún más. 

Carrió cometió un acto fallido cuando pidió que "es necesario que se mantengan las coimas"

En su intervención, la legisladora de Cambiemos empezó dando su apoyo a un proyecto del diputado del massismo Daniel Arroyo, que propuso la creación de un plan estratégico de micro crédito, e inmediatamente después dijo que "quería aclarar una situación cuando dije que era necesario que se mantengan las propinas y coimas porque me parece importante".


"Saben que muchos de acá -continuó-, cuando estuvimos…. fue un lapsus, lo miré a usted y me acordé del hermano de (Agustín) Rossi y me vino el lapsus de las coimas. Muy bien… me vino el lapsus Rossi. Ponga orden (le pidió a Monzó ante el grito de los demás  diputados)", manifestó Carrió luego del grosero error. 

Además dijo "quiero aclarar que en otros momentos de crisis sociales nos llamaban como me están llamando, cartoneros, y los cartoneros trabajan, las manicuras trabajan, muchísima gente que a veces un día corta el pasto, trabaja, y es necesario que las clases medias no supriman ese tipo de gastos, es una forma de solidaridad en momentos de crisis". 

"Saben qué, el progresismo estúpido no sabe lo que son los pobres", concluyó Carrió enojada.