Fernando Esteche, difundió su "Carta abierta" desde la Cárcel de Marcos Paz en la que denunció al juez, Claudio Bonadío, y cuestionó su accionar porque a pesar de los implicados en la causa AMIA, "el único detenido soy yo". Explicó que "el argumento por el cual se me mantiene detenido sin juicio ni condena es, justamente, el peligro de fuga".

El dirigente comenzó el escrito preguntándose "¿qué es lo que están haciendo conmigo?",  pero se respondió que "no hay nada razonable en esto". Cuestionó que está preso por orden de un juez que también fue denunciado en varias oportunidades y remarcó: "Bonadío era el segundo de Corach cuando se produjo el atentado terrorista de AMIA y su encubrimiento".

Otra de las razones que encontró a su situación es que fue  él quien reabrió "la denuncia de Nisman, que ya había sido desestimada en dos instancias" y quien procesó "a casi una veintena de ex funcionarios del gobierno anterior y a mí. Decidió la prisión preventiva de Cristina Fernández de Kirchner y del convaleciente Héctor Timerman". Sin embargo, "el único detenido en esa causa hoy, soy yo".

Esteche en el escrito explicó que se lo acusa "de ser parte de una diplomacia paralela supuestamente articulada con el objetivo de encubrir a perseguidos por la justicia argentina", pero que "los únicos elementos de prueba que posibilitan esta singular causa son las incontables horas de escuchas telefónicas al teléfono de Jorge Jalil". Sin embargo, el preso político señaló que "el juez natural de la causa AMIA le señaló oportunamente al fiscal Nisman que esas escuchas no habían sido autorizadas".

Además, remarcó que "las querellas que impulsaron esta causa ante Bonadío son las direcciones actuales de la AMIA y la DAIA. Esas mismas querellas actúan también en el juicio oral del verdadero encubrimiento del atentado terrorista contra Menem, Corach, Anzorreguy, Beraja (ex presidente de la DAIA), los fiscales Mullen y Barbaccia, que oportunamente instruyeron la causa AMIA". En el juicio las querellas solicitaron las absoluciones y penas mínimas por lo que "esos sinvergüenzas no pasaron ni pasarán ni un solo día en una celda".

A continuación, Esteche insistió: "con cerca de una veintena de procesados el único preso en esta causa soy yo". Luego contó que "el argumento por el cual se me mantiene detenido sin juicio ni condena es, justamente, el peligro de fuga y una condena anterior, ya cumplida, que se dio durante el gobierno de la Dra. Cristina Fernández de Kirchner".

En ese contexto, expresó que "la verdad no importa, por lo menos no la verdad histórica. La otra verdad, la verdad judicial y la verdad mediática, la construyen ellos con precisión “goebbeliana”".

Finalmente, cuestionó a aquellos que "con la panza llena muchos argentinos votaron a este gobierno que prometía cuidar 'los procedimientos', 'las instituciones', 'la libertad' y 'la República'" y denunció que en este contexto "con retracción económica, despidos, baja de salarios; se secuestra la República, se violan los procedimientos, se acotan las libertades".

Carta Abierta de Fernando Esteche by Shalom Jaskilioff on Scribd