Sigue la polémica en torno al caso Chocobar, sobre todo luego que se conocieron nuevos casos de gatillo fácil. Sin embargo, desde el  Gobierno no dan marcha atrás a su peligrosa postura y ahora se sumó a las declaraciones el ministro de Justicia de la Nación Germán Garavano. 

El funcionario nacional aseguró que desde el Ejecutivo nacional promueven un "cambio de doctrina sobre las fuerzas de seguridad" respecto a la anterior gestión, aunque aclaró que esa postura no implica  "una carta libre" para que los uniformados cometan "abusos o excesos".  


"Lo que hay es una posición del Gobierno de respeto a la actuación de las fuerzas de seguridad que arriesgan su vida por nosotros. Eso es lo que se ha querido significar como un cambio de época y de mirada", señaló Garavano y agregó que esa nueva mirada oficial trata de "equilibrar una doctrina del gobierno anterior donde los policías y los agentes de seguridad siempre eran culpables".

En declaraciones radiales el Ministro remarcó: "Siempre eran culpables, eso es el cambio de doctrina. Hay que respaldar y valorar el accionar de las policías y las fuerzas de seguridad. Son personas que arriesgan su vida por nosotros" y aclaró que en caso de que haya "abusos serán sancionados y tendrán que afrontar las consecuencias en la Justicia".