La precandidata a senadora por el Frente de Unidad Ciudadana, Cristina Fernández de Kirchner, visitó las tierras de Gustavo Menéndez, donde recorrió distintos clubes de barrio y se interiorizó de las actividades que allí se realizan; aprovechó para hablar, brevemente, con los vecinos y admitió que en su gestión “teníamos muchos problemas”, pero señaló que “la comida” no lo era.

La ex Presidenta señaló que se acercó a los clubes de barrio del municipio para “darles las gracias por seguir sosteniendo el tejido social, seguir sosteniendo que los pibes tengan un lugar, un plato de comida, o una actividad, o un lugar para juntarse con otros pibes”. A la vez que subrayó que “si hay un sinónimo de organización social, es la de clubes de barrio”.

"Estamos en un momento en donde los problemas que afrontamos no son de partidos ni partidarios, la boleta de gas la tienen que pagar todos, y no la puede pagar casi nadie"

CFK relató que conversó con una de las referentes antes de entrar y le contó que los clubes “al principio eran lugares de recreación”, pero que ahora, los vecinos “vienen a comer”, por lo que la precandidata lanzó: “quiero rescatar de todos ustedes la solidaridad” y “que les importa el otro”.

Habló sobre el problema que representa el aumento de las tarifas y señaló que “estamos en un momento en donde los problemas que afrontamos no son de partidos ni partidarios, la boleta de gas la tienen que pagar todos, y no la puede pagar casi nadie”. Por lo que, Fernández de Kirchner les manifestó que “quería venir acá a darles el apoyo porque pese a todas las dificultades, siguen en pie”.

“Teníamos muchos otros problemas, pero la comida no era un problema”, dijo y más tarde afirmó que “en una sociedad, cuando el problema es el trabajo porque no hay; es la comida porque falta; son los servicios públicos porque no se pueden pagar; o los remedios porque no se pueden comprar; ahí estamos en lo que yo denomino el piso democrático”.

La ex mandataria les pidió a los vecinos de Merlo que “no bajen los brazos” y remarcó la necesidad de “recuperar los valores de ustedes, para toda la sociedad” e insistió con lo que es el slogan de la campaña: “tenemos que ponerle un límite a todo esto”.

“Teníamos muchos otros problemas, pero la comida no era un problema”

Cristina Fernández de Kirchner, por último, aseveró que “no podemos seguir poniendo en crisis instituciones como los clubes de barrio” y concluyó: “no es justo que estemos discutiendo trabajo cuando lo teníamos, no es justo que estemos discutiendo comida cuando la teníamos; y no es justo que estemos discutiendo remedios para los viejos cuando los teníamos”.

Mirá el video: