Fueron varias las críticas que se lanzaron desde la oposición a Cambiemos cuando en la campaña previo a las PASO se vio a María Eugenia Vidal encabezando la campaña y dejando de lado la gestión en la Provincia. Ahora el diputado Pablo Garate presentó un proyecto por el que se le exige a la Gobernadora que "pida licencia en su cargo si es que va a realizar campaña política desde el Estado, en beneficio de su agrupación partidaria, o bien se circunscriba a realizar actos oficiales en el marco de la legislación vigente y sin  presencia de los candidatos del oficialismo que ninguna función institucional cumplen y por lo tanto no deben por motivos éticos  protagonizar los mismos".

"Hoy Cambiemos esconde a sus candidatos que son los que deberían estar haciendo campaña y muestra a sus gobernantes que son los que deberían estar gobernando", lanzó el diputado del Frente Renovador, quien además se preguntó: "¿Esta es la reforma política, la transparencia y la ética que pregonaban antes de llegar al poder? ¿No terminan haciendo lo mismo que antes criticaban?".

Cabe señalar que el legislador massista fundamentó su pedido al expresar que "en muchas oportunidades, durante el anterior gobierno, tanto en nuestra Nación como en la Provincia, nos hemos expresado solicitando la separación entre el Estado y el partido político de gobierno, sobre todo en momentos de realizarse campañas electorales".

“Así se votó un cambio, un cambio que entre otras cosas y sobre todo significaba dar más institucionalidad a la provincia y al país, por ‘mayor calidad institucional’ se proclamaba”, enfatizó el diputado de Tres Arroyos.

 Garate se lamentó porque hoy se observa que "las formas son muy parecidas" y "no sólo utilizando la voz y la imagen de la señora Gobernadora en todo tipo de publicidad institucional de la gobernación, personalizando la comunicación gubernamental como si se tratase de comunicación electoral, sino realizando actos de gobierno como si fueran actos partidarios, a los que invita a participar a los candidatos oficialistas como si fueran funcionarios de su gobierno, o directamente con la señora gobernadora haciendo campaña junto a sus candidatos recorriendo todo el territorio provincial en lugar de gobernar". 

 "Por todo ello nos permitimos pedirle a la señora Gobernadora que cumpla con el deber ético de pedir licencia puesto que tiene decidido –de acuerdo a lo que indican sus acciones- realizar campaña partidaria en favor de los candidatos de Cambiemos, de manera tal que se abstenga de utilizar al Estado, con todos sus recursos económicos y humanos, en beneficio propio”, expresa el Diputado en su proyecto presentado en la Cámara Baja bonaerense.