Luego de la brutal represión del jueves en lo que fue el intento apresurado del gobierno por tratar la baja en las jubilaciones, los diputados nacionales del bloque Frente para la Victoria-PJ denunciaron el viernes al presidente Mauricio Macri, a la ministra Patricia Bullrich y a los efectivos de la Gendarmería, la Policía Federal, la Prefectura Naval y la Policía de Seguridad Aeronáutica que participaron en los operativos de represión del 13 y el 14 de diciembre, en las inmediaciones del Congreso. 

En la denuncia que lleva las firmas de los diputados Agustín Rossi, Rodolfo Tailhalde y Martín Doñate, y quedó radicada en el juzgado federal a cargo de María Servini, se sostuvo que los efectivos que el jueves reprimieron a los legisladores, por orden de Macri y Bullrich, cometieron los delitos de atentado y resistencia a la autoridad y de atentado contra el orden constitucional y a la vida democrática.

Estos legisladores consideraron que el enorme operativo de seguridad dispuesto en los alrededores del Congreso antes de que se iniciara la fracasada sesión en la Cámara de Diputados y la represión sufrida por los diputados tuvo por objeto impedir que llegaran hasta el recinto y ejercieran el cargo para el que el fueron elegidos.

"Algunos diputados de nuestro bloque FPV-PJ, como de otros bloques, nos encontrábamos afuera del Congreso siendo víctimas de la represión de las fuerzas de seguridad comandadas por la ministra Patricia Bullrich, y por esta razón no pudimos acceder a la referida sesión", expresaron en la denuncia.

Además señalaron que "esta circunstancia se ve con claridad en el caso de la diputada Mayra Mendoza, quien fue salvajemente atacada por miembros de las fuerzas de seguridad, conforme se pudo apreciar en las imágenes que circularon en los distintos medios de comunicación. La diputada fue agredida por las fuerzas de seguridad, quienes dispararon contra ella balas de goma, que impactaron en sus piernas, y le arrojaron gas pimienta a pocos centímetros". 

"Es necesario aclarar que alterar el orden constitucional y la vida democrática, no es sólo hacer caer la constitución en pleno, sino que es suficiente interferir con  el normal funcionamiento de uno de los poderes previstos en la Constitución”, dice el texto de la denuncia, con el patrocinio del abogado Leonardo Martínez Herrero.

También remarcaron como "relevante" el hecho que "los miembros del cuerpo que no podíamos acceder al recinto no éramos del partido gobernante, Cambiemos. Estaba en todos los canales de televisión el recinto con los miembros de Cambiemos sentados y nosotros ausentes, hasta que fuimos llegando, los que no resultamos gravemente heridos”. 

Por último, en el texto los denunciantes pidieron que se se allane el Ministerio Seguridad de la Nación para obtener toda la documentación relacionada con el operativo desplegado el día 14 de diciembre del corriente y que se cite a declarar como testigos Martinez, Pietragala,  Rodriguez, Huss, Donda y Grosso. Y como prueba presentaron certificados médicos de las lesiones sufridas por las víctimas, además de fotografías y videos de los hechos denunciados.