La candidata a diputada nacional en la Ciudad, Elisa Carrió, derrapó en el debate que se llevó a cabo en la señal de televisión TN al ser consultada por el candidato de la Izquierda, Marcelo Ramal por la desaparición forzada de Santiago Maldonado. 

"Hay un 20% de posibilidades de que este chico esté en Chile con la RAM", lanzó Elisa Carrió y de esta manera vinculó al joven tatuador desaparecido con la agrupación radicalizada Resistencia Ancestral Mapuche, señalada como responsable de numerosos atentados en el sur de la Argentina. 

"Me hubiera gustado escucharla hablar de Santiago Maldonado", le dijo Ramal a la socia fundadora de Cambiemos. "A usted la votó la mitad del electorado y tiene una responsabilidad", agregó y acusó a la diputada de haber defendido el accionar de la ministra de Seguridad Patricia Bullrich en el caso.


A esto Carrió respondió con los tapones de punta y acusó a la izquierda de que "siempre  va en contra de todo" y lanzó: "Son divinos, pero no sirven para nada". Luego avisó que se referiría al caso Maldonado "cuando se sepa que no está en Chile" y aseguró que "el Gobierno no tiene nada que ver" con la desaparición del tatuador.

"Si existió un hecho por parte de alguien de Gendarmería, tiene que ir preso por asesinato y el resto por encubrimiento", dijo Carrió.

Su declaración más polémica llegó cuando dijo que "hay un 20% de posibilidades de que este chico (Maldonado) esté en Chile con la RAM" y concluyó: "¿Saben qué pasa? Hay algunos que quieren muertos, y nosotros queremos vida".