Diez intendentes peronistas del Conurbano Bonaerense se reunieron con el secretario General del Sindicato Gran Buenos Aires de Trabajadores de Obras Sanitarias, José Luis Lingeri, para ratificar su compromiso con la defensa de la empresa estatal AySa resladando la postura de la gobernadora, María Eugenia Vidal.

Los jefes Comunales de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde; de Tigre, Julio Zamora; de Esteban Echeverría, Fernando Gray; de Ituzaingó, Alberto Descalzo; de San Martín, Gabriel Katopodis; de Hurlingham, Juan Zabaleta; de Florencio Varela, Andrés Watson; de Malvinas Argentinas, Leonardo Nardini; de Almirante Brown, Mariano Cascallares; y de Presidente Perón, Aníbal Regueiro; remarcaron la importancia de mantener los puestos de trabajo y asegurar la continuidad de las obras de agua y cloacas en todos los distritos.

La reunión se produjo en el marco de las presiones del gobernador cordobés, Juan Schiaretti que, a través de sus legisladores nacionales y aliados políticos presentó el proyecto de “Ley de equidad federal de servicios públicos” en la Cámara de Diputados y de Senadores de la Nación para exigirle a los gobiernos de la ciudad de Buenos Aires y de la Provincia que se hagan cargo de la empresa “Agua y Saneamientos Argentinos” (Aysa) y las eléctricas Edenor y Edesur para “bajar el déficit” y “poner en igualdad de condiciones a todos los distritos del país”.

De inmediato, Vidal comenzó a sumar adhesiones para frenar el traspaso de la mano del presidente de la Cámara de Diputados, Manuel Mosca: Insaurralde, Zabaleta; el intendente massista de Villarino, Carlos Bevilacqua; sus pares de Saavedra, Hugo Corvatta, y de Guaminí, Néstor Álvarez; y el oficialista de Bahía Blanca, Héctor Gay

Esta semana, el diputado sumó el respaldo del jefe comunal de Leandro N. Alem, Alberto Conocchiari y de Chivilcoy, Guillermo Britos.