Cada vez más colegios en la Ciudad de Buenos Aires son  tomados por los alumnos para manifestarse a favor de la legalización de la Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) que se debatirá este miércoles en la Cámara de Diputados. Si bien solo un colegio estaba bajo el control de los  estudiantes desde el viernes, la  ministra de Educación porteña Soledad Acuña manifestó su rechazo a esta medida que podría sumar a varias instituciones educativas. 

"Que vayan al Congreso si quieren manifestarse", fue el rechazo contundente que manifestó la funcionaria macrista a la posibilidad de que más alumnos decidan tomar otros colegios. En principio la única escuela tomada desde el viernes pasado era la de Bellas Artes Rogelio Yrurtia, de Parque Avellaneda. En las últimas horas, se le sumaron el Colegio Nacional Buenos Aires, donde las autoridades cerraron las puertas y se montó una vigilia en las puertas; la Escuela Superior de Comercio Carlos Pellegrini; la Escuela Normal Superior Nº 6 "Vicente López y Planes", y el Julio Cortázar, además de la Facultad de Filosofía y Letras.

En conversación con radio La Red, Acuña reiteró que es "un disparate que haya una Justicia que no permita tener un procedimiento para actuar en situaciones de toma" y evaluó que esa medida es "arbitraria y descontextualizada".

"Yo entiendo que hay una situación social que genera un debate, que tiene que ver con la discusión que se da en el Congreso de la Nación, que moviliza y que hay espacios para discutir. Pero nunca nada, desde nuestra concepción, puede ir en contra del derecho a la educación", manifestó la ministra de Horacio Rodríguez Larreta. 

Además  afirmó que "no hay medida legítima que avale una toma" y pidió que "los padres y madres se hagan presentes y manifiesten su postura". 

"Si quieren manifestarse que vayan con autorización de sus padres a la marcha del Congreso. En la escuela no podemos hacer que todos estén sometidos a la tiranía de unos pocos que deciden que no puede haber educación para los demás", concluyó Acuña.