Los economistas de la Universidad Nacional de Avellaneda analizan la balanza comercial en estos últimos años y muestran que en el acumulado de los primeros siete meses de 2017, el déficit comercial de 3427 millones de dólares es el acumulado más importante de la historia económica argentina.

Es el déficit más alto. Esto sucede, en principio, porque las exportaciones se mantienen estancadas por resultado de la crisis económica internacional, a pesar de la devaluación económica que hubo el año pasado y este y a pesar de la quita de las retenciones Argentina no es competitivo, pero el problema principal es que el mundo está en crisis y, sobre todo, los países centrales.

Hoy el mundo tiene excedente de producción, es vendedor y no comprador, por eso que las exportaciones se mantienen estancadas. Pero en este contexto, además, lo que pasó es que se generó una apertura comercial indiscriminada y eso se tradujo en una avalancha importadora sobre todo en bienes de consumo; lo que hace, entre otras cosas,  que la pequeña y mediana empresa esté quebrando en este último año y medio.

Y el resultado de esas dos cosas, estancamiento de las exportaciones y avalancha importadora dio un déficit comercial histórico, el más importante de la historia económica argentina. Los problemas: uno que quiebren parte de las medianas y pequeñas empresas y crezca el desempleo y dos, que ese déficit comercial que es salida de dólares haya que cubrirlo. ¿Y cómo lo está cubriendo el gobierno nacional? Con endeudamiento externo.

Es decir que parte de la deuda externa que también es parte histórica en el ritmo de crecimiento porque en estos casi veinte meses se tomaron cerca de 100 mil millones de dólares, es para cubrir déficit comercial histórico.

*Director de la Licenciatura en Economía de la Universidad Nacional de Avellaneda. Twitter: @jsfraschina