El polémico arzobispo platense Monseñor Héctor Aguer dejará su cargo, ya que el próximo 24 de mayo cumplirá 75 y esa es la edad límite según la normativa eclesiática para pasar a retiro. 

Según señalaron desde el Diario El Día, luego de casi 18 años Aguer ya habría presentado su renuncia al máximo cargo de la Iglesia platense. Restaría que en las próximas horas el Papa Francisco se la acepte para pasar a elegir a su sucesor. 

Cabe señalar que Aguer se convirtió en arzobispo de la arquidiócesis de La Plata el 12 de junio de 2000, por sucesión, en reemplazo de Carlos Galán (6º arzobispo y 8º obispo de la diócesis platense), que por haber llegado también al límite de edad y de acuerdo a las normas establecidas en el Código de Derecho Canónico, presentó su renuncia al frente de la misma.

Además, antes de llegar a La Plata fue obispo auxiliar de Buenos Aires: lo designó el 26 de febrero de 1992, Juan Pablo II. Recibió la ordenación episcopal en la Catedral de Buenos Aires el 4 de abril de 1992, por el entonces cardenal primado Antonio Quarracino.

Aguer es recordado por sus polémicos posicionamientos y declaraciones en torno a temas como la homosexualidad, el Matrimonio Igualitario, el Aborto, y el proceso de dictadura en la Argentina.