La lista de aportantes privados a la campaña de Cambiemos 2015 y 2017 sigue dando que hablar. Primero fueron los “aportes truchos” de beneficiarios de planes sociales, luego las listas completas de ex candidatos PRO de 83 municipios bonaerenses y ahora salen a la luz importantes aportes de empresarios contratistas del Estado.

La ley de financiación de partidos políticos plantea expresamente en el artículo 15 que “los partidos políticos no podrán aceptar o recibir, directa o indirectamente contribuciones o donaciones de empresas concesionarias de servicios u obras públicas de la Nación, las provincias, los municipios o la Ciudad de Buenos Aires”. Dentro del período electoral, además, el artículo 44 bis de la misma norma extiende la prohibición a todo tipo de empresas.

Sin embargo, en la campaña presidencial de Mauricio Macri los directivos de la constructora EVA S.A., Eduardo Franchi (Gerente Ejecutivo), Martín Franchi (Gerente Técnico) y Andrea Fabiana Franchi (Directora de Licitaciones) figuran con aportes de 95 mil pesos cada uno. Además, los empleados de la empresa Leonardo Scarpato y Héctor León Aravena realizaron, cada uno, aportes por 60 mil pesos.

Desde 2013, EVA S.A se encargó de la Planta De Tratamiento Integral De Residuos Áridos, Restos de Obra y Construcciones del Centro de Reciclaje de la ciudad de Buenos Aires. La empresa realizó la construcción, instalación y puesta en funcionamiento de la planta y lleva a cabo su operación y mantenimiento.

Con el desembarco de María Eugenia Vidal en territorio bonaerense, la empresa expandió sus negocios de gestión de residuos en Provincia. La política de cierre y saneamiento de basurales a cielo abierto que encaró Vidal desde el comienzo de su gestión fue de la mano del “asesoramiento” del OPDS -organismo ambiental provincial- “para la elaboración de planes de Gestión de Residuos”.

Entre los municipios del interior que comenzaron a implementar las políticas de saneamiento se encuentran Junín, Balcarce, Azul y San Vicente. Lo cierto es que, según pudo constatar Diagonales en al menos tres municipios bonaerenses, EVA S.A. logró entrar en el negocio de la gestión de residuos.

En Junín, en los dos últimos años, la empresa EVA S.A. se presentó como única oferente y se quedó con tres licitaciones, vinculadas al alquiler de maquinarias, materiales y mano de obra para el centro ambiental y el relleno sanitario, por un monto de $1.1700.000.

Pero eso fue tan sólo la previa a la multi-millonaria licitación del servicio de Disposición Final de Residuos Sólidos Urbanos que encaró el intendente PRO Pablo Petrecca en junio de este año.

El presupuesto oficial que dispone Petrecca para la construcción de una planta de reciclado, la infraestructura y operación del Relleno Sanitario es de $ 168.000.000 y la concesión será a 7 años, con opción a prórroga. Es decir, la inversión para los juninenses será de $2 millones por mes.

El 21 de junio, en la oficina de compras de Junín se presentaron las ofertas de EVA S.A. ($ 167.900.948,88), Transportes Malvinas ($ 236.089.661,64) y una tercera empresa que quedó desestimada porque “no cumplió con los requisitos técnicos”. Ayer venció el plazo de evaluación de las ofertas, sin embargo desde el Ejecutivo municipal precisaron a Diagonales que la pre-adjudicación aún no está definida. Fuentes del Concejo Deliberante juninense precisaron a este medio que "todo indicaría que la ganó EVA S.A.".

Tras el receso invernal, cuando el Ejecutivo apruebe la pre-adjudicación, la decisión oficial deberá ser evaluada por el Concejo Deliberante y por último la adjudicación definitiva la realizará el intendente Pablo Petrecca.

Decreto Pablo Petrecca en favor a E.V.A. S.A. on Scribd