Luego de la brutal represión de la Bonaerense contra los trabajadores de Astilleros, el intendente de La Plata Julio Garro realizó una polémica publicación en su cuenta de Facebook donde apuntó contra los que "destrozaron la ciudad". 

"Una vez más, el patrimonio de todos los platenses fue dañado en una manifestación. Atentaron contra privados (muchos autos particulares) y contra el patrimonio público, que es de todos los vecinos (y que tendremos que reparar)", comenzó el jefe comunal. 

Además señaló que "las agrupaciones políticas que participaron de los ataques demostraron en todo momento no querer dialogar. El uso de bulones como arma muestra la premeditación con la que actuaron". El jefe comunal platense nada dijo sobre la represión de la policía Bonaerense contra los trabajadores.


"Hay muchos que no entendieron el cambio que reclaman los vecinos. Reiteramos que el único camino posible para la solución de conflictos es el DIÁLOGO", manifestó Garro. 

Y concluyó: "Los platenses nos caracterizamos desde nuestra fundación por ser un pueblo abierto a recibir a todo el mundo (especialmente a otros bonaerenses). Pero quien venga a la Capital de la provincia tiene que saber en qué condiciones: en esta ciudad decidimos convivir en paz. Repudiamos todos los actos violentos que se sucedieron esta tarde y esperamos que la Justicia haga cumplir la ley".