Las selecciones de Croacia e Inglaterra disputarán este miércoles desde las 15 la segunda Semifinal del Mundial en el Estadio Luzhnikí de Moscú, donde los balcánicos intentarán tirar de talento para meterse en la primera final de su historia ante un rival muy poderoso a balón parado y que afronta su partido más importante en tres décadas.

Balcánicos y británicos llevaban mucho tiempo esperando una ocasión así. Los primeros desde Francia '98, cuando la anfitriona (2-1) le cerró el pase a la final a Suker, Boban o Jarni, y los segundos desde Italia'90, donde Alemania fue su verdugo en la tanda de penaltis con los errores de Stuart Pearce y Chris Waddle.

Inglaterra, el país donde se creó el fútbol llega con una  ilusión, que se ha desatado de la mano de su técnico Gareth Southgate y un joven grupo de jugadores. Aferrados a las señas históricas del fútbol en las Islas, se basan su producción ofensiva en el balón parado, donde han cocinado ocho de los once goles anotados en este Mundial, y su seguridad defensiva en el poderío físico y el arquero Jordan Pickford. A su vez,eEl capitán y máximo anotador del torneo Harry Kane (6 goles) es la guía de su equipo en la delantera.

El detalle más  destacado, es que cuartas partes de la plantilla de los ingleses no había nacido el 4 de julio de 1990, cuando Inglaterra disputó su última semifinal mundialista, y solo los más veteranos del país recuerdan el histórico Mundial de 1966. Sin dudas, en los jóvenes está envuelta la chance de gritar campeón después de 12 años.

Por su parte, Croacia  también siente que es su momento y  espera que ese anhelo sirva para neutralizar todo el cansancio físico y mental que arrastra, después de sendas prórrogas y tandas de penales para imponerse a Dinamarca en Octavos y a la anfitriona Rusia en Cuartos.

Croacia, un país de apenas cuatro millones de habitantes, se ha metido entre las cuatro mejores selecciones del planeta liderada por su talentoso dupla de mediocampista en la que brillan Luka Modric y Ivan Rakitic. Zlatko Dalic ha logrado que su equipo funcione a la perfección y el peligro puede llegar desde cualquier dirección, como demuestran los ocho goleadores diferentes que han anotado en este Mundial.

El seleccionador croata, al que apenas han bastado nueve meses en el cargo para ganarse un sitio en la memoria de su país, no podrá contar probablemente con Sime Vrsaljko, que sufrió un esguince de rodilla en el último duelo y en principio dejará su sitio en el lateral derecho a Domagoj Vida. En el capítulo positivo, sí se espera la participación del arquero, Danijel Subasic, que ha detenido cuatro penaltis en este Mundial, tras superar una molestia muscular.

El único precedente en un gran torneo entre ambas selecciones data de la Eurocopa 2004, cuando Inglaterra  ganó 4 a 2  para lograr el pase a Cuartos y eliminar a su rival en la última jornada de la fase de grupos. 

Posibles formaciones

Croacia: Subasic; Vida, Lovren, Corluka, Strinic; Brozovic, Rakitic, Modric; Rebic, Perisic y Mandzukic.

Inglaterra: Pickford; Maguire, Stones, Walker; Trippier, Henderson, Young, Lingard, Alli; Sterling y Kane.

Árbitro: Cuneyt Cakir (Turquía).

Estadio: Luzhnikí de Moscú.