A casi tres meses de la desaparición de Johana Ramallo, la diputada por Cambiemos, Carolina Píparo, y el intendente de La Plata, Julio Garro explicaron que están a disposición de la Justicia porque tanto su gestión como la que conduce, María Eugenia Vidal,  quieren "saber dónde está esta chica".

La primera en hablar fue la recientemente electa legisladora, quien señaló que "todos los recursos se pusieron a disposición" y luego se desligó del caso al afirmar que "la investigación está en manos de la Justicia".

El Intendente, por su parte explicó que se trata de "un momento complejo, sobre todo para el padre, la madre y los familiares" y también que "atraviesa a la sociedad".

En la mísma línea que Píparo, Garro aseguró que desde el Ejecutivo, "tanto a nivel municipal como provincial estamos a disposición de la Justicia" y manifestó que "queremos ser auxiliares de la Justicia para tratar de colaborar, pero no podemos presionar, ni forzar" y agregó: "nosotros queremos saber dónde está esta chica".

El Jefe Comunal admitió que "no pude hablar con la mamá" de Johana pero contó que "hablé con un primo de ella" quien le manifestó que la familia directa no quiere "tener ningún contacto" con las autoridades municipales. De todas maneras Garro aseguró que "voy a seguir insistiendo porque la idea es ponerse a disposición y acompañar en el dolor".