Al igual que en muchas escuelas de la ciudad de Buenos Aires, alumnos del Colegio Nacional de San Isidro resolvieron iniciar una toma y vigilia ayer por la tarde en apoyo al proyecto de ley de aborto legal, seguro y gratuito que se tratará hoy a partir de las 11 hs. en el Congreso. Según denunciaron los estudiantes y padres en las redes sociales, en horas de la tarde efectivos de la policía bonaerense irrumpieron en la institución por la fuerza para iniciar el desalojo.

Los primeros disturbios se habrían originado en el horario de salida del Colegio, durante el turno tarde, cuando los directivos impidieron el ingreso de parte del estudiantado que se disponía a acompañar la toma. Padres y alumnos no pudieron ingresar a la institución por decisión del rector Oscar Bush, que procedió a llamar a las fuerzas policiales.

Luego, tres patrulleros llegaron a las puertas de la institución donde discutieron con padres y alumnos presentes e ingresaron para iniciar el desalojo. Ante la irrupción de policías armados, los estudiantes decidieron levantar la vigilia.