El dirigente político, Fernando Esteche, escribió una carta desde la Cárcel de Marcos Paz para desmentir que estuvo de asado de Navidad, contar las condiciones en las que está privado de su libertad y consideró que está privado de la libertad como "un gesto bestial de poder de Macri".

"Esta carta es sólo para los que quieran leerla y les interese un poco la situación que estamos pasando", comenzó el escrito que data del 27 de diciembre pero que salió a la luz esta tarde. 

Le dedicó unas líneas a los que consideran que es un 'preso VIP', al explicar que "estar privado de la libertad, vituperado y anatemizado, negado de los procedimientos básicos de defensa, hace que la idea de 'preso VIP' resulte no más que una expresión cínica de aquellos que creen, en su demencial carrera punitiva y revanchista, que un preso debe estar con un traje a rayas, picando piedras y una bola de hierro en su tobillo"

Además aclaró que está "alojado en un pabellón común, con las obligaciones de cualquier otro interno. Con las mismas limitaciones".

Luego, se refirió al rol de los medios masivos de comunicación que hicieron circular que el ex vicepresidente Amado Boudou; el ex secretario de Legal y Técnica, Carlos Zannini; el dirigente Luis D'Elía;  y el ex ministro de Planificación, Julio De Vido; tanto en Ezeiza como en Marcos Paz celebraron la Navidad con un asado. El último ya lo había negado el 26 de diciembre: "desmiento haber recibido trato especial alguno para las fiestas, como falsamente busca instalar Clarín".

Esteche se sumó a la desmentida: "pretender que estuvimos “de asado” cuando la mayoría de las mesas se vestían de pizzas tumberas es una burla cruel", escribió. 

El dirigente político en la carta contó que no es la primera vez que está privado de su libertad por razones políticas. Contó que la primera vez fue en 1996 "cuando Menem y Corach secundados por su entonces amanuense y hoy Juez Federal Claudio Bonadío nos hicieron alojar en el Penal de Caseros"; la segunda vez, fue en 2007; y también en 2014. Por eso, expresó que "mi familia, mis hijas, saben de qué se trata esto".

Para Esteche lo que diferencia otra oportunidad de las anteriores "esta cárcel es resultado de un gesto de poder que proscribe, un gesto bestial de poder de Macri desatado sobre los “posibles”. Es parte de un movimiento revanchista peligroso que en la medida en que no pueda revertirse llevará a nuestro país a nuevas tragedias". Luego, agregó: "no importa de quién se trate, lo que quieren es disciplinar y meter presa la esperanza".

A pesar de sus experiencias, el preso político aseguró que "sigo creyendo en los hombres y mujeres y en los hombres y mujeres vestidos de ideales. Creo en su poder, consciente de sus debilidades también".

Finalmente aclaró: "sé por qué estuve, sé porque estoy, es posible conservar la dignidad, incluso cuando pareciera que nadie recuerde ya que quiere decir esa palabra".