El cierre de la empresa Ferrobaires, que firmó por decreto la gobernadora María Eugenia Vidal en enero, dejó a 1500 ferroviarios sin trabajo y dio de baja el servicio de trenes de pasajeros en una docena de municipios bonaerenses. Ahora la Provincia ofrece a los trabajadores cesanteados un “retiro voluntario” para evitar que inicien acciones legales contra la empresa.

Diagonales accedió a una copia del “Acuerdo – Régimen de Retiro Voluntario” que recibieron los despedidos en el que se incluyen polémicas cláusulas que fueron catalogadas como “anticonstitucionales” por violar los derechos de los trabajadores. Según informó la Jefa de Estación de Ferrobaires en 25 de Mayo a este medio, en el distrito hay 21 despedidos de los cuales 5 aceptarán el retiro.

“Es gente grande la que aceptará, trabajadores a los que todavía le faltan varios años de aporte, pero como ofrecen buenas sumas cierran los ojos y listo. No es mi idea, yo quiero conservar la fuente de trabajo, no me interesa la indemnización”, detalló Analía Cardarelli, quien está embaraza de 7 meses.

La cláusula séptima es la que causó mayor desconcierto entre los despedidos ya que establece que “por un plazo de cinco (5) años ‘el contratado’ no podrá reincorporarse en cualquiera de los regímenes comprendidos en la Administración Pública Provincial, incluyendo entes autárquicos, organismos descentralizados, empresas del Estado Provincial, Fideicomisos o sociedades en las que participe como socio mayoritario”.

“Es una falta de respeto y es una cláusula inconstitucional que viola el derecho al trabajo”, planteó Cardarelli y explicó que en el distrito que comanda el peronista Hernán Ralinqueo “no hay tantos lugares para trabajar, es un pueblo chiquito. Por fuera de IOMA, Arba y el municipio son pocas las posibilidades de conseguir otro trabajo”.

Además la cláusula novena establece que “los honorarios profesionales del abogado interviniente son bajo exclusivo costo del contratado”. Es decir, Ferrobaires exige que para el cerrar el acuerdo de “retiro voluntario”, los trabajadores se presenten en la sede del ministerio de Trabajo en La Plata con un abogado que los represente, cuyos gastos deberán correr por cuenta del despedido.

“En el acuerdo ofrecen la indemnización, dos años de IOMA y un plus del 20%, pero también exigen que tengas un abogado que te represente y que lo pagues vos. El abogado te termina cobrando ese plus del 20% que te dan, es un engaño”, explicó la Jefa de Estación y sostuvo: “El empleador se tendría que hacer cargo de los gastos”.

Por otro lado, el acuerdo plantea que aún cuando “el Contratato” pierda vínculo con Ferrobaires “deberá abstenerse de realizar comentario o actuación que menoscabe el bien nombre y la reputación comercial de ‘La Empresa’”.

Ante el repudio generalizado provocó la letra chica de los “acuerdos voluntarios” promovidos por Vidal, los trabajadores están a la espera de los telegramas de despidos correspondientes y presentarán hoy en forma colectiva un amparo ante la Justicia en La Plata para pedir por la reubicación de los trabajadores y evitar la pérdida de puestos de trabajo. 


Mirá el acuerdo completo: