La tuitera fanática de Cambiemos y especialmente de Gobernadora bonaerense, que saltó a la fama a partir de sus comentarios y elocuencias en Twitter, afirmó que para ella “María Eugenia Vidal es Dios” y contó: “El día que ganó me tomé una botella de sidra y me puse a llorar frente al televisor porque no lo podía creer”. 

En una entrevista con La Nación, Camila Blanco (@Brancowitz) dejó en claro su amor por la Gobernadora y por todo el equipo de Cambiemos y definió su trabajo en las redes como “apoyo logístico” al Gobierno.

 

“Más que una militancia, lo que yo hago es apoyo logístico” explicó la joven de Lomas de Zamora y agregó que “hay que romper con este esquema de que si sos del Pro sos cheto o si sos del Pro vivís en Barrio Norte. Cuando empecé con esto me daba la sensación de que había que tratar de sumar figuras que fueran distintas y que tuvieran otras características, mayor cercanía con la gente”.

Y no dudo en defender a todo el equipo de Mauricio Macri: “Todo el tiempo se los está prejuzgando porque son millonarios, porque son esto, porque viven en tal lado. Casi todos los referentes del Gobierno son millonarios. Es verdad. Es un Gobierno de CEOS y no tiene nada de malo. Lo que a mi me sorprendió fue que ellos estuvieran tan abiertos a sumar gente que sea distinta a ellos, inclusive sumando a gente del radicalismo que quizás son opuestos en la manera de hacer política o de ver como se encara una elección, pero me parece muy valioso. Más que nada respeto eso y por eso le tengo afecto al PRO”.

Sobre su ranking de favoritos, del que dejó afuera a Emilio Monzó y Vidal porque están “por encima de ellos”, Blanco eligió en primer lugar a Elisa Carrió “porque son un modelo a seguir aunque no son perfectos y se equivocan y meten la pata todo el tiempo”, en segundo lugar a Toty Flores “porque pienso que es un ejemplo de superación, que viene de abajo”; y en tercer puesto al ministro de Energía Juan José Aranguren, a quien “defendí y defiendo a muerte” del “bullying político” que le hicieron por el tarifazo. “Lo comparo quizás con que a mí también me hacían bullying” aclaró.