Desde la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) dejaron algunos números de lo que fue el tercer fin de semana extra largo del 2018. Según informaron, se gastaron $2.595 millones y aseguran que en este feriado del 1 de mayo incidió que el feriado "tuvo un día más". 

En cuanto al mal tiempo que prevaleció sobre todo en la provincia de Buenos Aires, fue un condicionante a la hora de las estadías que fueron más cortas y provocó que muchos viajes se cancelaran. A pesar de esto, aseguraron que "las ventas minoristas subieron y le dieron algo de respiro a muchos comercios de las ciudades receptivas".

"En el feriado del 1 de mayo, 1.000.000 de personas viajaron por Argentina y realizaron un gasto directo de $2.595 millones en las ciudades que forman parte del circuito turístico nacional", manifestaron desde la CAME. 

Además señalaron que "la cantidad de gente que viajó creció 25% frente al mismo fin de semana del año pasado, pero principalmente impulsado porque este año el feriado tuvo un día más". 

La estadía promedio fue más corta que lo habitual para fin de semana extra largos, de apenas 3 días. "Hubo muchas familias que viajaron de sábado a lunes, o de domingo a martes. No ayudó el tiempo que prevaleció en buena parte del país, con lluvias sostenidas, granizo en algunas localidades y amenazas de tormentas eléctricas, que hizo que sobre el sábado y domingo se cancelaran numerosas decisiones de viaje. Se estima que sin el temporal se hubieran trasladado, al menos, 60 mil personas más", expresaron. 

Por otro lado, calcularon que el gasto promedio diario fue de $865 por turista, cuando el año pasado para ese mismo fin de semana fue de $720 (20,1% más este año). Y el desembolso total durante todo el feriado aumentó 80%, de $1.440 millones en 2017 a $2.595 millones este año.