En conferencia de prensa desde Salta, el presidente Mauricio Macri, habló sobre la Ley de tarifas que se aprobó esta madrugada en el Senado de la Nación que "ya ha sido vetada" y apuntó contra los gobernadores y legisladores que le manifestaron que votarían en contra de la misma: "qué querían hacer una demostración de poder", preguntó. 

El Jefe de Estado dijo que la Ley que pretendía retrotraer las tarifas de los servicios públicos a noviembre de 2017 "ya ha sido vetada, era una cosa anunciada" e insistió: "no existe una solución alternativa". Luego, parafraseó a Carrió "esta ley nació sin ningún tipo de viso de continuar".

Macri explicó que la normativa "no está financiada, los que la han votado no han dicho de dónde salen los recursos". Además, señaló que "no es facultad del Congreso, ni del Congreso Nacional ni de los provinciales, decidir cuáles son las tarifas". En tercer lugar argumentó que "no fue una ley federal, estamos haciendo algo que también era un reclamo para una Argentina más justa, más equitativa y es que todos los argentinos paguemos las mismas tarifas". 

"Vengo a ayudarlos a que tengan un país justo", resaltó el mandatario.

Esta madrugada en el marco de la discusión en el Senado, sólo fueron siete los gobernadores que apoyaron al Gobierno a pesar de las reuniones que mantuvo con gobernadores peronistas. Al respecto el Presidente señaló que les preguntará "por qué votaron algo que ellos mismos dijeron que era un desastre, que era un mamarracho, escuché decir por parte de ellos, que era inviable y que me pedían que les asegure que la iba a vetar" y cuestionó: "qué querían hacer una demostración de poder"

Luego, les advirtió: "no se equivoquen, el poder lo tiene la gente, el poder lo tienen los argentinos y los argentinos decidieron un cambio".

Macri hizo hincapié en la necesidad de reducir el déficit fiscal y reducir el gasto público. En esa línea, comparó la inversión en políticas públicas y planes sociales con una "mochila llena de piedras" para los ciudadanos que "quieren trabajar, se levantan todos los días a las 6 de la mañana, que no pide ningún subsidio, ninguna ventaja y lo único que quiere es crecer" y agregó: "espero que participemos de que esta mochila desaparezca".

Sobre la situación de la economía, el Presidente dijo que "hemos empezado siete trimestres de crecimiento que no son nada porque necesitamos veinte años de crecimiento" para que la Argentina deje de ser pobre. También aseguró que “vamos a potenciar el crecimiento del año que viene” con la ayuda del Fondo Monetario Internacional cuyo acuerdo será “firmado en pocos días”.

Macri remarcó la importancia de generar trabajo en el sector privado, en lugar de crear "trabajo artificial en el Estado porque eso no le da alegría, eso es un parche, basta de parches, basta de mentiras. Cada argentino quiere sentirse protagonista". Por último hizo alusión al anuncio de medidas de fuerza por parte de las autoridades de la Confederación General del Trabajo y apuntó: “la CGT tiene que pensar que hace un paro y ¿qué cambia? ¿El día después, qué cambió? Nada” y les pidió que participen de las Mesa de Productividad para “ayudarnos a bajar el costo argentino”.