El presidente, Mauricio Macri, viene de una semana plagada de reuniones en búsqueda de los avales necesarios en su acuerdo con el FMI. Ayer se reunió con gobernadores y hoy en la Quinta de Olivos, primero se juntó con su gabinete y luego, junto al ministro de Producción, Francisco Cabrera, recibió a un grupo de importantes empresarios formadores de precios. Según informó el último, "todos estuvieron de acuerdo" con las decisiones económicas de la gestión de Cambiemos.

Un día después de reunirse con gobernadores del Partido Justicialista, el jefe de Estado recibió a su gabinete. Según fuentes cercanas a la Casa Rosada, la primera reunión estaba pautada en la agenda desde hacía tiempo y no se informaron detalles del mismo. En la misma, el Jefe Estado se encontró con la vicepresidente, Gabriela Michetti; el jefe de Gabinete, Marcos Peña; el ministro del Interior, Rogelio Frigerio; los secretarios Mario Quintana y Gustavo Lopetegui; el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne; el ministro de Finanzas, Luis Caputo; el canciller Jorge Faurie y el ministro de Trabajo, Jorge Triaca

La segunda reunión tuvo lugar cerca de las 16.30 con empresarios importantes del país ya que son de los principales formadores de precios. En conferencia de prensa si bien  el funcionario explicó que "el foco de la reunión tuvo que ver con cómo estábamos trabajando", relató que el Presidente habló sobre el acuerdo con el FMI y relató que "tiene que ver con la particularidad de la zozobra que ha vivido el mercado cambiario en estos días".

Negó que haya un clima de preocupación entre los empresarios por el acuerdo del Gobierno Nacional con el FMI y por el contrario manifestó que "se sintieron satisfechos de haber tenido una reunión con el Presidente".

En esa línea, aseguró que "todos estuvieron de acuerdo" con las decisiones económicas de la gestión de Cambiemos y subrayó: "les pareció razonable, fortalecer la posición del Programa Financiero Argentino, que es una de las patas importantes del plan económico, con un crédito preventivo del FMI que nos permita tener mayor solidez y por lo tanto sortear esta situación que tiene que ver con un tema de liquidez y no de solvencia".

Sobre los diálogos con Christine Lagarde, Cabrera dijo "no puedo contestar sobre eso", aunque a continuación admitió que habló con el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, y que él le trasmitió que "le había ido muy bien" y que "hay un equipo que está trabajando" sobre eso.

Según relató el encargado de la cartera de Producción, "no tocamos el tema del dólar en particular" y luego destacó que "para nosotros no es un problema que se ajuste el tipo de cambio, pero no puede pasar que haya una situación de crisis". En esa línea consideró que la desvalorización del peso respecto de la moneda extranjera "es un tema coyuntural que en pocos días va a ser historia y tenemos que estar preocupados por lo que hemos estado haciendo en los últimos días".

El Ministro intentó cambiar el eje de la conferencia y relató que "hemos tenido un crecimiento importante (en producción) en estos últimos 7 trimestres". Además, afirmó que  "no ha habido todavía cambio de precios" y por último, expresó que aunque así sucediera, "no es nuestra política hacer control de precios, porque ha fracasado los últimos cuatro mil años".

Dela reunión participaron el director de la Asociación Empresaria Argentina, Jaime Campos; el director de Molinos Río de La Plata, Amancio Oneto; el presidente de CAME, Gerardo Díaz Beltrán; el presidente de la UIA, Miguel Acevedo; el director de Techint, Luis Betnaza; el titular de Aeropuertos Argentina 2000, Eduardo Eurnekian; el presidente del directorio del Banco Santander Río, Enrique Cristofani; el dueño de la cadena de supermercados, Alfredo Coto; el presidente de Cresud, Eduardo Elsztain; presidente de Fiat Chrysler Automobiles en el país, Cristiano Rattazzi; y el fundador de Globant, Martin Migoya.