El presidente de la Nación, Mauricio Macri, continúa su gira por Estados Unidos y siguiendo la agenda oficial se reunió en el Carlyle Hotel de Manhattan con con un grupo de empresarios internacionales para convencerlos de invertir en el país: "no hay mejor lugar para invertir en el futuro cercano que en la Argentina".

Durante el encuentro organizado por el Business Council for International Understanding (BCIU) el Jefe de Estado señaló que "en este momento del mundo, resulta muy atractiva para las inversiones porque estamos combatiendo los principales problemas como el déficit y la inflación" y anunció "un plan muy ambicioso" de obras de infraestructura como "rutas, puertos y energía a lo largo y ancho de todo el país" para apoyar el crecimiento y la producción de las empresas que decidan radicarse en el país.

Para convencer a los empresarios, Macri mencionó el yacimiento Vaca Muerta y explicó que "ya está recibiendo importantes inversiones en producción y shale gas que creará grandes oportunidades de empleo". Además, destacó las reformas tributarias y laborales que pretende introducir para "mejorar la producción y que más empresas vengan a invertir a la Argentina"

El Presidente aseguró que las medidas buscan "reducir los impuestos, sobre todo aquellos que penalizan las exportaciones".

A continuación, destacó la presencia de sus funcionarios y legisladores y recalcó que "tenemos que aprovechar este gran momento que nos brinda el mundo y lograr la mayor cantidad de acuerdos que le permitan al país crecer más rápidamente".


Del encuentro participaron los gobernadores de Córdoba, Juan Schiaretti; de Santa Fé, Miguel Lifschitz; de Neuquén, Omar Gutiérrez; y de Entre Ríos, Omar Bordet. Del sector empresarial, Carlos Brito  de Anheuser-Busch InBev; Alfredo Rivera de Coca Cola Latinoamérica; Hank Greenberg de C.V. Starr & Co; Doug Peterson de Standard & Poors Global; Martin Sorrell de WPP; Blair Effron de CenterView Partners; y Stu Bergman de Warner Music International, entre otros.