Miles de trabajadores y desocupados se movilizaron en distintos puntos del país bajo la consigna "trabajo, producción y soberanía", para repudiar las políticas de ajuste de la gestión de Mauricio Macri. Exigieron que terminen con los despidos, que se incorporen a los cesanteados y políticas de reactivación de la economía en lo que llamaron una "Jornada Multisectorial de lucha". En Capital Federal el epicentro fue el Obelisco en donde se concentró una multitud con ollas populares para visibilizar la pobreza. 

La protesta convocada por la CTA Autónoma y de la que participaron ATE, FeSProSa, Barrios de Pie, el Movimiento Popular La Dignidad, Corrientes Clasista y Combativa (CCC) y la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), busca visibilizar que con las decisiones de gobierno de Cambiemos la situación social y la vida de los argentinos empeoró producto de la inflación, la devaluación del peso, los recortes del Estado, el achicamiento del presupuesto en salud y educación. Además se sumaron los docentes bonaerenses en el marco de una jornada de paro de 48 horas. 

La Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) participó del "Paro Nacional por un Estado Soberano, con Trabajo y Producción", repudiando el acuerdo del Gobierno con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Los manifestantes también denunciaron tensiones con la policía Bonaerense y Federal que custodiaban el Puente Puerredón. Con los antecedentes de la última represión en La Plata a los trabajadores del Astillero Río Santiago, desde ATE anunciaron que hubo un " gran despliegue represivo de la Prefectura es la respuesta del Gobierno Nacional".

La seccional bonaerense de ATE se sumó para realizar un corte en la autopista que conecta la ciudad de Buenos Aires con La Plata: "contundente rechazo popular contra el ajuste de Macri, Vidal y los gobernadores".

Entre los presentes, estuvieron los trabajadores del Astillero Río Santiago que, en el Día de la Industria Naval, continúan defendiendo sus puestos de trabajo y exigiéndole a la gobernadora María Eugenia Vidal que no desfinancie el sector.

También participaron estudiantes y docentes "en defensa de la educación pública" y en apoyo al inicio del paro por 48 horas que llevan adelantes los sindicatos de maestros bonaerenses que integran el Frente de Unidad Docente (FUDB).

Los trabajadores de la secretaría de Agroindustria también se hicieron presentes para denunciar a la administración de Luis Miguel Etchevehere que despidió hace menos de un mes a casi 600 trabajadores. Desde entonces, los empleados mantienen una permanencia pacífica de la sede de esa cartera. 

En varias ciudades de la provincia de Buenos Aires hubo actividades en paralelo. En La Plata, trabajadores estatales, judiciales, médicos, maestros organizaciones sociales y distintos gremios aunados en la CTA Autónoma y vecinos desagrupados se movilizaron a la Legislatura para pedirle a la gestión de Cambiemos que cambie el rumbo de sus políticas. 

En Mar del Plata marcharon por la costa en "defensa de la educación pública".

En el partido de La Costa también hubo repercusiones. Exigieron además que "la Provincia envíe fondos suficientes para tener escuelas seguras".

En Bahía Blanca hubo concentraciones y repudio a las políticas de ajuste del gobierno de Cambiemos. 

En Quilmes se replicaron las consignas y se concentraron para reunirse en el puente Pueyredón con el resto de los trabajadores.

Al igual Avellaneda quienes también, pidieron por "trabajo, producción y soberanía".

En Zárate además pidieron por la reactivación de la Central de Atucha y en defensa de la salud pública.