El presente informe se ocupa de analizar el sector energético argentino, en función a los datos del Ministerio de Energía y demás información de mercado. En el mismo, estudiamos la evolución de la producción y el desempeño en materia de comercio exterior donde, en particular, ponemos el foco sobre la situación patrimonial, comercial y productiva de YPF.

Lo concreto es que, con el gobierno de Macri estamos empeorando el tema de la soberanía energética y eso se nota en dos puntos: una, la caída de la producción en general, durante lo que va del 2017, la producción petrolera en el país disminuyó casi un 8%.

En particular, si uno observa lo que está pasando con YPF, la empresa petrolera estatal, redujo su producción de crudo un 6% en los primeros siete meses del 2017 y esta pérdida es cada vez mayor durante el gobierno de Cambiemos.

Y dos, se observa lo que pasa con la exportación de energía. Si uno toma los dos últimos años, la compra en el exterior de hidrocarburos, crudos y refinados creció hasta un 40%, con lo cual, la única política que tiene hoy el gobierno es la caída del consumo interno de energía y eso se observa en el aumento de las tarifas que obviamente reduce el consumo de energía hogareña y además, en el proceso de desindustrialización de la economía argentina que está generando un menor consumo por parte de la industria nacional.

Entonces, desploma el consumo interno de energía y eso va acompañado con una caída de la producción de energía y con un aumento de la exportación de energía. Son los dos fenómenos, uno la pérdida de soberanía energética y dos, la destrucción de YPF, la empresa petrolera y energética del estado.

Infografía - Sector Energético.pdf

*Director de la Licenciatura en Economía de la Universidad Nacional de Avellaneda. Twitter: @jsfraschina