A cuatro días de las Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO), el diputado provincial por el Frente para la Victoria (FpV), José Ottavis, publicó un video en el que se lo ve disfrazado para invitar a la gente a votar por el Frente de Unidad Ciudadana (UC) que encabeza Cristina Fernández de Kirchner y aprovechó para pegarle al presidente Mauricio Macri; a la precandidata por Cambiemos Elisa Carrió; y a quien supuestamente no lo dejó “competir en las elecciones”, Florencio Randazzo.

Una vez más, el legislador apeló a su gusto por la actuación y en una producción casera se disfrazó de cura y luego de escuchar unos instantes a Carrió, a la que calificó irónicamente como “profeta”; se posicionó como víctima al señalar que “no me dejaron bailar en el bailando y tampoco me dejaron participar de las elecciones”.

Sobre el ex Ministro del Interior y Transporte, Ottavis señaló que “Florencio parece que muy democrático no es.

Luego, se sacó la túnica roja y aseguró que “en realidad lo que te quería contar es que esto que está pasando en Argentina, ya nos pasó” y a partir de entonces comenzó con un mensaje un poco más sensato de cara a las PASO.

“Por primera vez en la historia, el peronismo está demostrando que puede ser oposición”, dijo el Diputado bonaerense, y señaló que “puede criticar y votar en contra, pero bajo ningún punto de vista, interrumpe el Gobierno que ganó”.


Ottavis, a continuación dijo que “la derecha estaba demostrando que podía ganar una elección, aunque sea por el marketing y la película de Durán Barba” y en tono de chiste agregó: “igual le deben mucho a Mirtha Legrand, mucho más que a Durán Barba”.

El ex de Victoria Xipolitakys intentó explicar el fenómeno Carrió y remarcó que “el miedo a ver cómo Cristina gana, hizo que Lilita acelerara la influencia y el odio y el temor hacia los demás para que no se pueda votar y que no pueda ganar Cristina”.

“Igual le deben mucho a Mirtha Legrand, mucho más que a Durán Barba

En esa línea, aseguró que “Lilita empezó a asustar a los jueces, a los fiscales, junto con los medios y algunos empresarios para tratar de meter presa a Cristina antes de las elecciones” y aclaró: “no por querer tenerla presa, sino para que no pueda participar, y para que la gente se enoje y salga a la calle y se pueda hacer el relato de los violentos y para que Macri, que es quien tiene que salir a ordenar y garantizar el orden público, se equivoque”.