El nombre de Pedro Troglio va de la mano de Gimnasia y nuevamente transitarán juntos un camino que tiene como objetivo sacar al club de la pelea del descenso. El técnico de 53 años comenzará el próximo sábado por Copa Argentina su tercer periodo al mando del equipo Mens Sana y previo al debut charló con Diagonales de su presente en el Lobo y recorrió su vida.

Peter, quien expresó estar feliz de volver a trabajar en el club, habló de su idea de juego de cara a la nueva odisea, destacó el plantel de jóvenes y referentes de experiencia, opinó sobre el Mundial de Argentina, la actuación de Maxi Meza y el futuro del elenco albiceleste; y la importancia de estar cerca de su familia y poder disfrutar de sus padres vivos.

Además, hizo referencia a la política nacional y el mal momento que le toca pasar al pueblo argentino.

Mercedes Sosa dice en uno de sus temas “Uno siempre vuelve donde amo la vida”, ¿A vos te pasa lo mismo con Gimnasia?

-Es así, eso me pasa con Gimnasia. A veces se me hace difícil explicar los por qué, pero yo siempre acá me sentí cómodo. En definitiva, siempre pasas cosas buenas y malas en todos lados, yo hasta en mi casa paso momentos duros. Pero hay motivos que pueden hacerme sentir mejor en la vida en un lugar, más allá haya de los sucesos negativos. 

Estamos acá otra vez, esperando armar de nuevo un equipo que entregue lo mejor para el club.

Pasan los años, las experiencias y siempre volves, ¿Por qué?

-Porque yo acá viví cosas inolvidables, desde jugador de fútbol hasta técnico, y retomando la pregunta anterior, por eso no elijo no quedarme con algunas cosas malas que me hicieron vivir algunos personajes.

"Elijo no quedarme con algunas cosas malas que me hicieron vivir algunos personajes"

Yo sé que cuando uno tiene una imagen fuerte va quedando la sensación que generas amores y odios; y esos odios a veces son tan grandes como los amores. Yo soy un tipo que por el club dejó todo, pero lamentablemente tenes la gente que no te acepta y eso no tiene que ser un problema para que yo pueda estar feliz en este lugar.

¿Cómo te encuentra el regreso?

-Muy bien, mucho más tranquilo, pensando en no generar tanta bronca. Yo vengo a dirigir a Gimnasia y vengo a tratar de hacer las cosas bien por Gimnasia; solamente quiero ayudar a Gimnasia, no vengo para satisfacer a nadie.

Cuando volviste a la conferencia de prensa, te vinieron a saludar muchos hinchas del Lobo ¿Te imaginabas que iba a ser así?

-Siempre me había tocado volver con el campeonato empezado y nunca arrancando un torneo. En mi primera práctica como técnico, con el equipo yéndose al descenso había alrededor de dos mil personas. La gente estaba asustada y se agarraba de mí. Este regreso tuvimos una conferencia que nos permitió prepararnos, pero siempre en este club tuvimos más muestras de amor que negativas. Me imagino que hay mucha gente que está feliz. Nosotros estamos felices de estar acá y sentir el cariño que siento en Estancia Chica.

Antes que vos estuvo un amigo tuyo como Facundo Sava, ¿Te dolió su paso en falso por el club?

-Si, me dolió muchísimo. Yo con el Colo tengo una excelente relación porque vinimos a Gimnasia juntos en diciembre del ´96, viajábamos juntos en el auto, concentramos y entablamos una relación muy grande. Cuando él llegó acá, esperaba que le vaya bien porque es un tipo de la casa, goleador y querido por la gente. Pero lamentablemente el fútbol es mandado por los resultados, los entrenadores nos convertimos en buenos, malos, simpáticos o antipáticos por dos o tres resultados.

"Los entrenadores nos convertimos en buenos, malos, simpáticos o antipáticos por dos o tres resultados"

Siempre dejas frases en las notas que realizas y tal vez una de las más llamativas es “Twitter es un criadero de boludos”. ¿De qué manera manejas las redes sociales y su entorno?

-Primero considero que las redes sociales son muy buenas para acceder a la información y yo las consumo porque es una de las maneras más rápidas y prácticas de informarte. Pero a su vez le dieron a un montón de personas que se esconden detrás de las redes para decir estupideces, insultar o herir a un tercero. Por ejemplo, yo no puedo creer que haya gente que le pueda escribir algo feo a la esposa de Titi Fernández con referencia a su hija.

Hay gente con nombre y apellido y otros escondidos que escriben barbaridades, yo pienso que es una locura.

¿Hasta cuanto contaste para no ir a buscar a alguien que te agredió por redes sociales?

-Muchísimas veces y más cuando leo boludeces. Cuando uno publica el valor económico de lo que ganas, yo me volvía loco. Más allá de que lo publiquen bien o incorrecto, está mal porque los valores del fútbol son muy altos y me puede generar un problema con mi familia. También me molesta que me pongan mercenario, porque lo que menos puedo ser yo es esa clase de persona, el que me conoce sabe cómo soy. En un principio me importaba mucho lo que decían, ahora ya le fui perdiendo la bronca.

En cuanto a la familiar, tenes una familia formada con seis hijos y todavía podes seguir disfrutando de tus papas,  ¿te sentís un afortunado?

-Si, muy afortunado y es increíble tenerlos. Mis padres me tuvieron grandes a mí, 41 tenía mi papá y 39 mi vieja. Hoy yo tengo 53 y estoy festejando el cumpleaños con ellos que tienen 94 y 91. Lógicamente para uno que los ha tenido al lado y los vio luchar y pelear siempre, la tristeza pasa por ver cómo están hoy, pero es una satisfacción estar festejando un cumpleaños y que ellos se den cuenta que estás con ellos.

En definitiva, hoy se transforman en hijos tuyos, porque tenes que estar atrás de ellos, ayudarlos, llevarlos, atenderlos continuamente, ponerle gente para que los cuiden. Pero es devolverle todo el amor que te han dado. Hoy ellos están felices porque me volví de Perú y para un padre no hay peor cosa tener lejos a sus hijos y más cuando el final de su vida está cerca, por eso querían tenerme al lado. Cuando le comenté la vuelta a Gimnasia se alegraron porque me iban a ver más seguido de vuelta y saben de mi amor y relación por el club.

"Mis viejos están felices porque para un padre no hay peor cosa que tener lejos a sus hijos y más cuando el final de su vida está cerca"

Sos uno de los soldados de Griguol , y al igual que él en su momento,  hoy te toca tener un plantel con referentes y muchos pibes. ¿Cómo se hace para planificar una pretemporada con un plantel con estas cualidades y más teniendo en cuenta que tenes que pelear por la tabla del descenso?

-La realidad es que cuando estaba el Viejo (Por Griguol) la situación de Gimnasia y su posición en la tabla era distinta, estamos más relajados. Hoy la situación implica que los pibes crecen al lado de los grandes cuando la cosas están mejor y es difícil hacerlo crecer cuando la cosas van mal.

Estamos esperando los refuerzos para completar el plantel, hasta el momento hemos traído dos refuerzos y se han ido muchos, entonces no hemos quedado bastante diezmado.  La intención es poder seguir engrosando el plantel y arrancar el campeonato de la mejor manera posible.

¿Te preocupa que los refuerzos llegan lentamente?

-Si porque me gustaría que estén ya acá, pero con la Copa del Mundo fue todo muy largo y se van a comenzar a concretar ahora los pases, ya por suerte llegaron Víctor Ayala y Santiago Silva. Me dio lástima que se haya caído lo de Vadalá, pero seguimos adelante.

Dijiste Copa del Mundo y el apellido Troglio se refleja a la Selección Argentina ¿Qué le pasó a la Albiceleste?

-Yo creo que nunca Argentina llegó como candidata a este Mundial, arribó a Rusia con muchas dudas y entrando muy apretado a la Copa. Entonces estaba dentro de las posibilidades que pase esto.

A su vez, hablamos del proyecto de Alemania, Brasil, España y quedaron eliminados como nosotros. Por eso el fútbol depende de un grupo de jugadores que estén bien y se aguanten ese mes de competencia, no solamente de un proyecto.

"Yo creo que Argentina nunca llegó como candidata a este mundial"

Tuviste un mimado dentro del plantel de Sampaoli, que es Maxi Meza ¿Cómo lo viste?

-Le tocó bailar en un momento duro, donde el equipo fue muy criticado y eso complica mucho al jugador. Desde mi punto de vista cumplió, pudo generar algo y se la bancó. Pero el momento negativo repercutió en él también.

¿El futuro de la Selección qué caminó debería recorrer para vos?

-Hoy es difícil ver un futuro. Yo creo que hay que cambiar la ideología futbolística nuestra, esa de ir todos para adelante y de pensar que somos unos fenómenos en ofensiva. Por ejemplo, Bélgica fue ofensivo, pero Hazard agarraba la pelota, la perdía y volvía a buscarla tirándose a los pies o Lukaku comenzando desde su propio campo.

Tenemos una confusión donde marcando se es defensivo, pero marcar es también recuperarla rápida para volver atacar rápido el arco rival.

Se habló mucho de la no planificación de Sampaoli. ¿Qué opinas vos de esa temática?

-Yo planificó todo a su debido tiempo, tampoco como dijo el técnico de México que dijo que seis meses antes pensó el partido que le ganó a Alemania, porque después te perdiste de planificar los otros partidos para no quedar eliminado. Por eso hay que ser cuidadoso con lo que se dice, porque todo es hermoso hasta que perdés.

Yo creo que tenés que hacer una planificación partido a partido, donde analizás y te enfocas en el rival cómo lo podes atacar y defender. Con dos o tres días de práctica te alcanza.

“Este plantel necesita jugadores que conozcan el club”, dijo Lucas Licht hace unos días en rueda de prensa ¿Opinas lo mismo?

-Sí, porque este es un club grande, que le toca vivir un momento duro y con una billetera chica. Porque vos tenes que sostener una estructura, ideología y pensamiento, con mucha gente que te acompaña y la billetera no da para ir a comprar jugadores importantes y armar un gran plantel de nombres.

Por esto necesitas jugadores que conozcan el club y se identifiquen con el pensamiento de la gente, y desde ahí pelear por cosas importantes.

Esto lleva tiempo, pero estamos en ese camino y ojalá podamos hacerlo.

Hablaste de la economía en el fútbol, ¿cómo lo ves a nivel país?

Lo veo como lo ven todos, en un momento difícil, que ahora se paró porque cuando se juega un Mundial todo se paraliza. Estamos sufriendo, la gente la está pasando mal y esperemos que esto se puede acomodar porque se está complicando muchísimo en el día a día.

Lógicamente luego vas a un restaurant y está lleno, pero en 40 millones hay que gente que vive bien, pero hay mucha gente que vive y la pasa mal.

Sobre el país: "Estamos sufriendo, la gente la está pasando mal y esperemos que esto se pueda acomodar porque se está complicando muchísimo en el día a día"

Tuviste la posibilidad de vivir afuera. ¿Qué piensan y opinan de la República Argentina?

-La gente lo ve como un gran país, para venir de vacaciones, pero se dan cuenta que vivir está difícil. Yo vengo de un país como Perú donde llegué hace un año y medio atrás, y un dólar estaba 3,25 soles y me vine y seguía con el mismo valor. Además, los ví vivir cómodos, en paz, pudiendo comprarse ropa en lugar de marca, saliendo a comer a un restaurant a toda la sociedad que tenía un sueldo normal. Acá solamente lo puede hacer la gente que está bien económicamente.

Analizando tu equipo, tenés un plantel con un referente y un juvenil por puesto ¿La idea es que por posición los chicos vayan aprendiendo de los grandes?

-Sí, la idea es que los jóvenes se fogueen con jugadores grandes sobretodo en el juego para que el día de mañana se afiancen y ellos le toque apoyar de afuera también. Pero también buscamos que le transmitan valores, por ejemplo, que el grande no demuestre su enojo por si el juvenil juega en su lugar.

¿En que se van a tener que cuidar los rivales de Gimnasia?

-En lo que se tenían que cuidar siempre que los dirigía yo, cuando fui a Tigre los jugadores me decían que no les gustaba jugar contra Gimnasia, porque éramos insoportable. Me gusta tener un equipo insoportable desde lo táctico, con voluntad y ganas, eso no puede faltar nunca; porque el día que no estemos bien técnicamente capaz que ganamos el partido desde otro lado.

Hoy miras la tabla, el plantel y todas las competencias que se están por venir. ¿Para qué está Gimnasia?

-Tenemos que superar la barrera de los 45 puntos para estar tranquilo y esa sumatoria de puntos nos significaría estar cerca de una copa internacional. La idea es dejar a Gimnasia acomodado en todos sentidos deportivos y no sufrir lo que pasó en el 2010 y 2011. Tenemos que volver a estar bien como los años anterior y no volver a la situación que estamos devuelta.

Además, tenemos la Copa Argentina y el sábado jugamos el primer partido ante Sportivo Belgrano de San Francisco donde estamos obligados a comenzar con el pie derecho. Esta copa es un torneo donde depende como te levantas y ganas seguís avanzando; pero la gran preocupación de Gimnasia son los puntos del campeonato.


Las palabras elegidas por el entrenador con respecto a su vida y jugando con su apellido:

Trabajo: Eso no lo negocio jamás, para todo en la vida hay trabajar.

Responsabilidad: Lo más importante, siempre se los remarco a mis hijos.

Ocio: Aunque no parezca me gusta estar en paz y tranquilo.

Ganas: Me gusta que mis equipos jueguen con actitud.

Libertad: Para expresarme y trabajar tranquilo

Nada es Imposible: ese es un lema en mi vida. Todo se puede conseguir

CampeÓn: Es lo que me gustaría coronar en Gimnasia algún día.

Foto: Prensa Oficial de Gimnasia.