¿Cómo logró ser presidente Donald Trump? La llegada de Donald Trump a la Casa Blanca no fue solo un cambio de administración, otro cambio de administración en Estados Unidos, el centro capitalista dominante. El mundo desde la caída del muro de Berlín disfrutaba del triunfo del mercado, libre comercio, darwinismo económico e individualismo.

Tanto así que el centro imperial financiero, tecnológico, comercial e industrial luego de la segunda guerra mundial funda instituciones supranacionales para administrar futuras crisis económicas y políticas. Una de ellas el GATT, futura OMC, tuvo en sus objetivos el libre comercio ¿Lo logró? Casi, porque justamente la llegada de Donald Trump puso en tensión la hegemonía del libre comercio en la última reunión del G7[1] en Canadá, cuando dijo: “Tú deseas una exención de aranceles, no quieres barreras, y no quieres subsidios, porque tienes algunos casos en que los países están subsidiando industrias, y eso no es justo. Así que vas libre de aranceles, vas sin barreras, vas libre de subsidios”.

Aunque Trump parezca un personaje pintoresco para algunos, para otros es una amenaza a su orden imperante. Las principales potencias Alemania, Canadá, Francia, Italia, Japón y el Reino Unido –UE cuenta como representación política-, no nos olvidemos que expulsaron a Rusia luego de los conflictos en Ucrania y Crimea, utilizan el discurso del libre comercio pero mantienen sus aranceles, medidas para-arancelarias, tarifas o subsidios sin modificar. Por ejemplo el subsidio energético[2] (petróleo, carbón, gas natural y electricidad) per cápita en u$s, en 2015, era para el caso de Alemania de u$s 469; Canadá u$s1283; Francia u$s 683; Japón u$s1239; Reino Unido u$s 634; e Italia u$s 220.

Si tomamos a Argentina, Bolivia, Brasil, Ecuador, Venezuela, Perú, México, Colombia y Chile el promedio de subsidios energéticos, según el FMI, fue para 2015 de, promedio, u$s 425, que solo supera a Italia del grupo selecto de países centrales.

Regresando a Donald, está claro que los países del G7 van hacia el libre comercio multilateralmente pero EEUU, no. Estados Unidos rompió los acuerdos que Obama había dejado ordenados para firmarse en APEC2017, se retiró del acuerdo de Paris (cambio climático), puso en cuestionamiento el acuerdo con Irán para supervisar su desarrollo nuclear. 

Para sumar esta situación comenzó a poner aranceles más altos a la importación de madera de Canadá, le sumo también el acero y aluminio. Un dato, China es la principal economía que produce acero, seguida por la Unión Europea y en tercer lugar Estados Unidos[3]. En medio de este cambio en el centro imperial, se sumó la suba de aranceles a la unión europea y China. Pero en el G7 dejo en claro algo: “Primero, amo a nuestro país. He sido la peor pesadilla de Rusia. Pero con eso dicho, Rusia debería estar en esta reunión", señaló Trump a los periodistas mientras abandonaba la Casa Blanca para participar en la reunión del G7, en Canadá[4]”. Mientras algunos lo tratan de desvariado o demasiado alocado, está claro que Trump entiende por lo menos que la pacificación de las dos coreas no viene de su mano, sino de China y China hoy es el principal socio de Rusia. Rusia y China sumaran a Irán mientras se llevaba a cabo la reunión del G7. Pero China también dejó claro en la APEC 2017 que su objetivo es el libre comercio[5], por eso Trump es una muralla, no solo para los mexicanos, sino para la dupla sino-rusa. 

Las tensiones se agravan porque el mundo de la economía política, hoy, adoptó el ideario del libre comercio. Las instituciones y algunas potencias –que se han desarrollado primero con proteccionismo- ahora abogan por el libre comercio como parte de su recorrido ¿Es el camino inevitable el del libre comercio y solo Estados Unidos está poniendo en tensión esa idea? Sí, los aranceles subieron a niveles de 1970, cuando en 2016 el arancel promedio era de 1.5%, el nivel más bajo desde la independencia de 1776. Trata de reducir su déficit comercial con China que ascendió a u$s 375.000 millones; los puestos de trabajo que afecta esta situación en caso estadounidense son 400.000 y están vinculados a los servicios, comercio, negocios y construcción. El grueso de los aranceles sobre China recaen sobre los productos industriales y de Transporte; China en cambio pone el acento en agricultura, energía y en tercer lugar los productos industriales[6]. Los farmers de EEUU exportan el 60% de producción de soja a China.  

Los datos recientes del FMI[7] agregan datos al debate  “América Latina puede ser la región más desigual del mundo, pero es la única que redujo significativamente su desigualdad en las últimas dos décadas; el auge de las materias primas contribuyó”. La tasa de pobreza cayó aproximadamente del 27% al 12%, y la desigualdad se redujo casi un 11% en toda América Latina entre 2000 y 2014. Si bien el FMI pone énfasis que la reducción de la desigualdad se debió al precio de las materias primas, la realidad es que hubo un Estado que administró y reguló el comercio exterior, interior y la cuenta capital y cuenta corriente de la Balanza de Pagos.

Entonces, las políticas económicas de Trump dejan margen a que la periferia económica pueda adoptar medidas de administración del comercio exterior, interior y de su balanza de pagos. Dependerá de cada gobierno interpretar este momento para mejorar la calidad de vida de sus pueblos: ¿Qué estarán pensando los mandatarios latinoamericanos? 

 

*Economista (UBA)
Investigador FCE-UBA / CESO / C. C. de la Cooperación Floreal Gorini. Twitter: @mattosernesto


[1] https://www.eleconomista.com.mx/empresas/EU-G7-debe-eliminar-aranceles-y-subsidios-20180610-0087.html

[2] https://www.imf.org/en/Publications/WP/Issues/2016/12/31/How-Large-Are-Global-Energy-Subsidies-42940

[3] https://www.radiouniversidad.unlp.edu.ar/desconexion-financiera-y-el-acero-como-eje-de-la-economia-real/

[4] https://mundo.sputniknews.com/politica/201806081079406394-trump-rusia-reunion-g7/

[5] https://www.cronista.com/columnistas/APEC-2017-China-el-tren-del-desarrollo-y-la-muralla-de-Trump-Libre-comercio-20171112-0005.html

[6] http://www.bbc.com/mundo/noticias-44747895

[7] https://blog-dialogoafondo.imf.org/?p=9421