La organización Madres Víctimas de Trata, a partir del relato de una víctima que pudo escapar, denunció ante al Juzgado Federal Nº 1 de La Plata que 10 mujeres estarían secuestradas en el penal de Melchor Romero para prostituirlas y que una podría tratarse de Johana Ramallo. Por eso, pidieron que allanen el edificio de la Unidad Penal 45 de inmediato.

Esta tarde, una integrante de esa organización, Margarita Neira junto con la madre de Johana Ramallo, se presentaron en el edificio de 8 y 50 para radicar la denuncia frente al juez federal Ernesto Kreplak. Le pidieron que "allane inmediatamente el lugar", además que "ofrezca garantías y protección" a quienes se hicieron presentes en las inmediaciones del hospital Melchor Romero para apoyar la búsqueda.

Neira explicó que una chica de 30 años, que estuvo 10 años secuestrada, logró escaparse del edificio y se comunicó con la organización en búsqueda de ayuda, "estaba muy asustada". La mujer les detalló que la retuvieron "desde los 20 hasta los 30 años y ahora como ya no sirve para el prostíbulo, la tienen cuidando a las más jóvenes".

La víctima les contó que en el penal hay un sótano en donde había diez chicas víctimas de trata y que "tenía diálogo con todas pero tienen sobrenombres" con lo que no pudo dar precisiones acerca de las identidades de las mujeres. También pudo informar que "son veinte los guardiacárceles implicados y un comisario".

Finalmente, Neira expresó que la mujer informarte les confirmó que una de las diez chicas secuestradas "es Johana Ramallo", la joven de 24 años desaparecida hace nueve meses.