El medio de reclamos por la limitada lista de oradores, comenzó la audiencia pública por el desembarco de la cadena Farmacity en la provincia de Buenos Aires. Desde el Colegio de Farmacéuticos bonaerense y más de 100 intendentes de la provincia piden que se respete la Ley 10.606 que regula la instalación de farmacias en territorio bonaerense a partir del “modelo sanitario” que entiende a la actividad como “servicio público esencial” que puede ser brindado exclusivamente por profesionales farmacéuticos.

Ayer, desde la Defensoría del Pueblo bonaerense que encabeza Guido Lorenzino apuntaron duramente contra el juez de la Corte Carlos Rosenkrantz quien, afirmaron, “nos censuró por oponernos a la llegada de Farmacity. Como ex apoderado de la empresa el juez decidió dejar sin voz a millones de personas, ya que busca permitir que se cree un monopolio que lleve a la ruina a las farmacias bonaerenses. Pareciera que sólo le interesa cerrar un negocio”.

En la misma línea, el vicepresidente del PJ bonaerense e intendente de Esteban Echeverría, Fernando Gray, escribió esta mañana en Twitter: “Lamento profundamente que la Corte Suprema no escuche a los intendentes de la provincia de Buenos Aires por el caso Farmacity. Con esta determinación se dejó sin voz a quienes defendemos las farmacias de barrio”.

Y planteó que “permitir la instalación las farmashoppings significaría migrar de un modelo sanitario y de farmacias, a un modelo donde el único beneficiado es el ex Ministro Quintana”.

La irrupción de Sociedades Anónimas en la actividad farmacéutica bonaerense está prohibida en el artículo 14 de la norma que entiende que la farmacia no es un simple comercio, sino un “servicio público esencial”, que debe ser regulado por el Estado.

Esta postura de defensa de la Ley 10.606 que busca proteger la actividad farmacéutica a cargo de profesionales con título habilitante y “cuidar a las farmacias de barrio” fue avalada por la Justicia bonaerense en todas sus instancias y ratificada por más de 110 concejos deliberantes de la Provincia.

Además, la Cámara de Diputados bonaerense ratificó el carácter taxativo de la norma provincial sobre farmacias a partir de un proyecto que presentó el massista Lisandro Bonelli.

Sin embargo, ante la llegada al gabinete nacional del ¿ex? CEO de Farmacity, Mario Quintana, la cadena logró presentar un recurso ante la Corte Suprema de Justicia que será la que determine si se permite o no el desembarco en territorio bonaerense.

Para la audiencia pública se presentaron 43 oradores en contra de la instalación de Farmacity en Buenos Aires y tan sólo 6 a favor (4 de ellos especialistas contratados por la empresa para estudiar el caso). Pero los “amicus curiae” que hablarán hoy en contra de Farmacity serán sólo 9, por decisión de la Corte.

En las inmediaciones de Tribunales farmacéuticos de toda la Provincia, incluso de provincias vecinas, se manifiestan en favor del modelo sanitario y en defensa de las farmacias de barrio.