Desde el Ministerio de Seguridad Bonaerense a cargo de Cristian Ritondo, pasaron a retiro al superintendente de investigaciones en Función Judicial, comisario mayor Adrián Manzi, luego de la investigación que detectó una banda mixta de policías  y civiles acusados de recaudar dinero de forma ilegal e ilegítima a través de la extorsión en distintas localidades del conurbano. 

Según señalaron desde Infobae, a Manzi se le objeta no detectar el comportamiento del grupo de los policías  y civiles de la Departamental de Investigaciones (DDI) detenidos en la zona sur del Conurbano, en particular Lomas de Zamora, Avellaneda y Quilmes. 

Es por esto que desde la cartera conducida por Ritondo se decidió iniciarle un sumario en la Dirección de Asuntos Internos y se designó en su reemplazo a Alfredo de Chiara, hasta ahora titular del área de combate al tráfico de drogas ilícitas y crimen organizado en Junín, quien comandó la investigación.

Además detallaron que si jefes de las "DDI cayeron en una banda, es lógico que se ponga en análisis la conducta de su superior", aunque aclararon que "hasta ahora es solo el sumario interno y no está nombrado en la causa judicial, contra los policías".