El ex jefe  de Inteligencia y actual hombre de máxima confianza de la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, Oscar Parrilli, se sumó a las declaraciones de dirigentes kirchneristas que critican la detención de Amado Boudou y que lo señalan como una persecución política. 

"El Gobierno utiliza a jueces para perseguir a dirigentes opositores", comenzó Parrilli en conversación con el programa Crónica Anunciada y agregó que "la detención de Boudou viola el estado de derecho, es un mensaje mafioso de disciplinamiento". 

Además se refirió al pedido de detención del juez Lijo que se basó en que puede entorpecer la causa y señaló: "Si Boudou está preso porque puede entorpecer la causa,Macri debería estar re contra preso".

A modo de crítica a lo que está ocurriendo en el país,  Parrilli expresó que "quienes impulsan estas cosas son los hijos y los nietos del '55" y remarcó que "nos están metiendo presos por ser parte del Gobierno anterior".

En cuanto a lo que puede llegar a ocurrir, dijo que "podemos esperar cualquier cosa, están amenazando con detener a Máximo Kirchner incluso". 

"Las imágenes que hicieron circular de Boudou detenido es un delito, un acto de humillación", consideró Parrilli y con conocimiento en el tema dijo que "volvieron a usar la AFI para hacer espionaje político y favorecerse". 

Por último apuntó contra Clarín y La Nación al señalar que "hoy son el Boletín Oficial del Gobierno".