Los trabajadores no paran de recibir golpes en su bolsillo. Desde que el gobierno de Mauricio Macri decidió liberar los precios de los combustibles, se daría el segundo aumento consecutivo en un mes. 

El gobierno de Mauricio Macri liberó el precio de los combustibles y dejó abierta la posibilidad a las propias compañías a que fijen los precios de venta al consumidor. Luego del aumento del 10% que se estableció luego de que finalizaron las elecciones legislativas, los precios de los combustibles podrían experimentar en los próximos días una nueva suba.

¿Los motivos? Las compañías justifican la medida señalando las modificaciones en el precio de los biocombustibles más la suba en la cotización del petróleo crudo internacional y la depreciación del peso frente al dólar. 

Desde Clarín advirtieron que las compañías petroleras evalúan el impacto en la modificación de los biocombustibles, que fue publicada en el Boletín Oficial. La reversión de un descenso en el precio que había decidido en el Ministerio de Energía podría ser uno de los componentes del aumento.

 La combinación de los tres factores mencionados anteriormente lleva a las petroleras a evaluar un aumento de entre 6% y 10%.

Cabe señalar que el último incremento fue el 23 de octubre, a las pocas horas de terminadas las elecciones. No pasó un mes y la idea de las compañías sería avanzar en un nuevo incremento. En lo que va del año, la nafta súper subió un promedio de 18%, mientras que la premium escaló un 20% en el mismo período. El gasoil avanzó menos: entre 15% y 17%.