A más de 24 horas de la explosión de la Escuela Primaria de Moreno que culminó con la vida de dos personas, el gobierno de María Eugenia Vidal, rompió el silencio de la mano del Director General de Cultura y Educación, Gabriel Sánchez Zinny. Pidió a los docentes que "no politicen" el hecho ya que un gasista había inspeccionado la cocina del establecimiento el día anterior a su detonación. Sin embargo, en datos públicos sobre la actividad de Cristian Javier Ricobene, no figura la de "gasista".

En conversación con Radio Nacional, el funcionario bonaerense explicó que a pesar de las amenazas de SUTEBA, no hay ninguna denuncia contra la Provincia y en ese sentido les pidió "no politizar la situación".

Cuando se le consultó sobre las "responsabilidades", el funcionario de Cambiemos consideró que "hubo muchas décadas de muy poca inversión, de muy poca mirada en infraestructura escolar".  En contraposición, dijo que Vidal está haciendo una "inversión grande en muchas escuelas".

Invisibilizando las denuncias existentes por parte de la Escuela Primaria nº 49 por pérdidas de gas frente a la Dirección Provincial de Consejos Escolares, Sánchez Zinny defendió su gestión al recordar que el día anterior a la explosión un gasista visitó el establecimiento, frente a las acusaciones de los gremios docentes que aseguran que "no fue un accidente" sino producto de la "desidia" y las políticas de ajuste de Vidal.  En ese marco afirmó: "no es momento para politizar esta situación".

El "gasista" al que se refirió Sánchez Zinny en realidad no figura en los registros públicos de actividad como tal. Diagonales accedió a través de la página de AFIP a la constancia de Inscripción de Cristian Javier Ricobene  y se pudo comprobar que tal como lo indica el documento, es un "trabajador autónomo" con categoría de "empleador"


En el detalle de su actividad, a partir de su número de CUIT, se pudo detectar cuáles son las actividades para las que sí está habilitado: "instalación, ejecución y mantenimiento de instalaciones eléctricas y electrónicas". 

Como actividades secundarias Ricobene, el gasista enviado por el Gobierno bonaerense para controlar el funcionamiento de la cocina del establecimiento educativo de Moreno el día anterior a la explosión, puede realizar "servicios de jardinería y mantenimiento de espacios verdes"; desarrollar tareas de "limpieza general de edificios"; y "construcción, reforma y reparación de edificios no residenciales". Pero en ningún momento está inscripta su actividad como gasista.

El jueves, por un desperfecto en la red de gas que ya había sido denunciado por la comunidad educativa, explotó un aula de la escuela 49 en la que la vicedirectora, Sandra Calamano, se encontraba preparando el desayuno de los estudiantes que llegarían a las 7.30. La explosión también alcanzó al auxiliar Rubén Rodríguez.

Por este motivo durante toda la jornada los docentes nucleados en el Frente de Unidad Docente Bonaerense y sus pares porteños, se encuentran de paro por 24 horas y responsabilizaron a Vidal por la desidia y el ajuste en educación y remarcaron que "no fue un accidente".