La suspensión y pedido de “retiro voluntario” a 300 trabajadores de la fábrica de calzados Dass de Coronel Suárez –que se suman a otros 529 que acordaron su retiro en 2017- volvió a encender la alerta en la ciudad del sur bonaerense. Aún sin respuestas concretas desde los directivos de la firma brasilera, ni de la Provincia, las familias que quedarán sin trabajo se reunieron el jueves con el intendente de Cambiemos, Roberto Palacio, quien afirmó haberse enterado de los despidos a por medio de los trabajadores.

“Por ahí le falta un poco de reacción o de cintura política al Ejecutivo local. Están como dormidos entonces la gente se desespera”, afirmó a Diagonales el ex jefe comunal y ahora concejal, Ricardo Móccero y contó que “cuando el intendente participó de esta reunión con las familias hubo muchas personas que se sintieron indignadas porque hablaron de gestiones que no llevaban a nada, y se levantaron y se fueron. No se puede maltratar a la gente que está con una problemática de perder el trabajo, se sienten amargados porque no hay respuesta de nadie”.

Tras la reunión con Palacio y el secretario de Producción local, Juan Fidelle, los trabajadores despedidos mantuvieron un encuentro del que participó, además del jefe comunal, Móccero y la diputada provincial de “Unidad y Renovación”, Marisol Merquel, quien será la encargada de transmitir la compleja situación del distrito al presidente de la Cámara de Diputados bonaerense, Manuel Mosca.

"No se puede maltratar a la gente que está con una problemática de perder el trabajo, se sienten amargados porque no hay respuesta de nadie"

“No queremos pasar por encima del Intendente, pero le hemos pedido a uno de sus concejales que pidan rápidamente una audiencia con la Gobernadora o Federico Salvai, o los ministros”, explicó el ex jefe comunal y aclaró que hasta el momento se les ha informado si ya la pidieron o no.

Además consideró que la situación es de “extrema urgencia” porque “ya tocamos fondo y hay que salir rápidamente a lograr que se frene esto”. “Me parece que el caso amerita que haya una intervención de la Gobernadora”, apuntó Móccero.

La apertura de importaciones y una historia que se repite

El ex intendente contó además que la situación que hoy atraviesa la fábrica de calzados que en 2015 tenía casi 3 mil empleados y ahora tan sólo 1.400 se debió a la “libre importación que empezó con un achique tremendo de personal porque en 2016 pudieron importar las cajas de zapatillas desarmadas y luego trajeron las zapatillas ya terminadas”.

En el mismo sentido, el titular de la cartera de Producción del municipio detalló que “está entrando (calzado terminado) de Indonesia y otros países y esto agrava la situación del calzado deportivo, que es de producción local”.

Además Móccero explicó el impacto que generan los despidos no sólo en la situación de las familias, entre las que “hay varias personas que tienen chicos con discapacidad o madres solteras que cuentan con ese ingreso”, sino también en el circuito comercial local.

"Está entrando (calzado terminado) de Indonesia y otros países y esto agrava la situación del calzado deportivo, que es de producción local"

“El comercio tiene que saber también que se viene una debacle tremenda porque toda esta gente no va a comprar más y van a seguir cerrando comercios”, sostuvo el ex intendente y contó “que se repite lo mismo que cuando quebró Gatic (textil) en 2004, eran muchos millones de pesos que circulaban en la ciudad y quedaban en nuestros comercios. De poco a dejan de existir las compras locales porque la gente queda desocupada y no tiene recursos. El impacto es muy grande y creo que todavía algunos no se han dado cuenta”.

Una posible alternativa para los trabajadores que puede brindar la Provincia

Quien fue intendente de Coronel Suárez durante 18 años –en épocas donde los despidos golpearon la ciudad- planteó además al jefe comunal de Cambiemos una serie de alternativas para que los trabajadores puedan conservar sus puestos de trabajo.

“Si la empresa ha decidido robotizar todo lo que es mano de obra bueno, que el Estado nacional, provincial y municipal se hagan cargo generando otro tipo de emprendimientos y trabajos. Que el ministerio de Producción y Desarrollo Social pueda proveerles de insumos y máquinas y hagan cosas que necesitan los ministerios como delantales, ropa de trabajo, borcegos que necesitan para Seguridad. Esta gente está capacitada para hacer todo esto”, explicó Móccero.

Además agregó: “Estamos en un proceso en que tenemos que trabajar todos juntos, pero ya. Planean para fin de la semana que viene hablar con los directivos de la empresa, entonces se va otra semana más, llega a esta gente el despido y ya es tarde”.

"Para que los trabajadores armen su cooperativa necesitamos una decisión política de la Gobernadora y los ministros"

Sobre la posibilidad de que los trabajadores formen una cooperativa con ayuda de la Provincia, el concejal sostuvo que “esto ya se hizo una vez. Es un proceso más lento, pero hay que hablar con los trabajadores para ver qué quieren hacer, darles la logística, el auxilio para que puedan ponerse rápidamente en 30 o 60 días a producir, pero para eso necesitamos una decisión política de la Gobernadora y los ministros”. 

Que nos digan sí, les vamos a dar una mano para que fabriquen ropa de trabajo para la Gobernación, borcegos para el ministerio de Seguridad, esta gente sabe hacer de todo. Hace falta una decisión política rápida para ponernos a trabajar en lo que necesita la Provincia. Hoy buscar una empresa que necesite de esto es una utopía porque las empresas están despidiendo gente, se está destruyendo la industria nacional. Por lo menos este año necesitamos que la Provincia se haga cargo”, apuntó.