Con medio millón de dólares en efectivo, autos de lujo y armas de guerra fue detenido ayer, en su lujosa chacra de Punta del Este, el sindicalista platense de SOEME y empresario de medios de la capital bonaerense, Marcelo Balcedo. La orden de detención fue firmada por el juez federal Ernesto Kreplak, a cargo del Juzgado Criminal y Correcional 3 de La Plata, quien lo investiga el presunto vaciamiento del gremio, delitos tributarios y lavado de activos.

El director del “Diario Hoy” de La Plata y la radio “Red 92”, y fundador de la revista La Tecla - medios periodísticos de la empresa Emisiones Platenses S.A.- espera junto a su esposa Paola Fiege. en Montevideo el permiso de extradición a la Argentina. Ante la detención preventiva, desde el periódico familiar, los Balcedo denunciaron una “embestida contra la libertad de expresión”. 

Según consignó Télam a Balcedo lo detuvo un grupo integrado por efectivos de fuerzas de seguridad y los servicios de inteligencia de Uruguay, la Gendarmería y la Agencia Federal de Inteligencia (AFI). El parte judicial detalla que el sindicalista tenía en su poder 417.735 dolares en efectivo, además de 5.740 euros, 8.397 pesos argentinos, 26.555 pesos uruguayos, 6 reales, 10.500 francos y 500 florines, la moneda oficial de Aruba.


El proceso surgió a partir de una denuncia que realizó la AFIP luego de detectar la extracción de dinero en efectivo realizadas desde la cuenta bancaria del Soeme y que la justicia considera que están vinculadas a maniobras de lavado de activos. A los pesquisas le genera sospecha la adquisición de propiedades y autos de alta gama porque consideran que los titulares carecen de las condiciones económicas para adquirirlos. Según trascendió, la AFIP fue la que puso el alerta sobre esas extracciones de dinero en efectivo que superan los 53 millones de pesos.

El sindicalista había sido denunciado además por “extorsión” a legisladores con el objetivo de obtener favores del Estado en 2007. Ese año, el que el juez de garantías Guillermo Atencio ordenó su detención pero Balcedo logró fugarse del país, y recién regresó a la Argentina cuando la orden de detención fue anulada.

Un tiempo atrás, los empresarios Ricardo Carozzi y Ricardo Salomé ya lo habían denunciado por un hecho similar. Incluso, presentaron grabaciones que demostraban las extorsiones, y por ese motivo, finalmente fue procesado con eximición de prisión hasta que también fue beneficiado por una nulidad dictada por un fiscal.