Luego del fin de semana largo tuvo lugar la primera jornada de paro de 72 horas en todas las sucursales del Banco Provincia de Buenos Aires y el secretario General Asociación Bancaria, Sergio Palazzo, envió una carta a los trabajadores para motivarlos de cara al segundo día de retención de tareas.

El sindicalistas aseguró que los trabajadores son víctimas de "un gobierno absolutamente insensible y abiertamente dirigido a la satisfacción de los intereses de los poderosos". Además, calificó de"intolerable" el "zarpazo perpetrado a los derechos jubilatorios" y denunció también "el vergonzoso intento de reducir los sueldos a niveles incompatibles con la descontrolada inflación actual". 

Palazzo cuestionó al Gobierno Nacional por ser "incapaz de corregir y llevar a niveles compatibles con la dignidad salarial y la existencia misma de las personas". En ese contexto, la gestión de Mauricio Macri y de María Eugenia Vidal "está recibiendo la contundente respuesta de los trabajadores organizados".

Respecto del paro, el secretario General consideró que "la lucha que se ha vivido hoy en el Banco Provincia, la programada para mañana y la posterior y próxima del conjunto de los trabajadores bancarios, traducen la voluntad de no ceder al atropello".


Palazzo brindó su "felicitación más efusiva por el ejemplar desarrollo de la jornada de lucha vivida" y los arengó: "sigamos diciendo presente en el combate contra la iniquidad".

Finalmente, remarcó que las manifestaciones de fuerza "son el símbolo de la esperanza en el triunfo final de la Justicia, la Solidaridad y el auténtico trabajo cotidiano y fecundo que los bancarios sabemos y hemos venido realizando muy bien a lo largo de la Historia".