Un estudio realizado por las consultoras Taquion y Trespuntozero revela lo mal que cayó en la sociedad argentina el anuncio del presidente Mauricio Macri de retomar relaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para blindarse con 30 mil millones de dólares, apróximadamente. 

De acuerdo a lo relevado, algunos de los principales sentimientos que despertó en la opinión pública el anuncio fue "decepción", "miedo" y "angustia". 

El estudio realizado a nivel nacional se realizó entre el 8 y 10 de mayo con una muestra de 1000 personas de al menos 16 años a través del sistema IVR (respuesta de voz interactiva), y confirmó un dato que ya se venía analizando y es el impacto negativo que produjo el anuncio de Macri en la imagen del Gobierno.  

El 64,5% de los encuestados consideraron que el gobierno nacional tiene una imagen negativa (42,8%, muy mala; 21,7, mala), en tanto que el 33,8% entendió lo contrario (el 22,3%, buena; el 11,5%, muy buena).

Además, las consultoras indagaron sobre el nivel de confianza que existe en el Gobierno en estos días marcados por la tensión económica. El 68,5% declaró que no confía (49,9% nada; 18,6%, poco), mientras que solo el 29,4% dijo creer en esta gestión (16,8%, mucho; 12,6%, bastante).

"El anuncio de Macri acerca del pedido de ayuda financiera al FMI, ¿hizo que cambiara la imagen que usted tenía de su gobierno?", fue otra de las preguntas que se hicieron. "Sí, para peor", respondieron el 47,9% de los encuestados. En un 39% el aviso no tuvo ningún impacto. Solo un 13,2% declaró que la noticia favoreció la imagen de la Rosada.

Por otra parte, el 53,4% de los sondeados responsabilizaron al gobierno nacional por la crisis económica. Un 12,4% le adjudica el conflicto a "la oposición" y un 9,8% cree que la situación actual es producto de la "herencia recibida".

El anuncio del FMI trajo malos recuerdos a los argentinos que compararon esta situación con la del 2001. En el 62,9% de los sondeados el aviso despertó sentimientos negativos (decepción, miedo y angustia). A un 21,7% le provocó buenas sensaciones (esperanza, confianza y alivio) y la incertidumbre se apoderó de un 10 por ciento.


Fuente: Infobae