Una ballena fue encontrada en las playas de San Clemente en estado de descomposición el martes. El Cetáceo, de unos 16 metros de largo habría estado allí durante una semana luego de encallar y tenía dos sogas enredadas en su cavidad oral.

Según se informó, profesionales y técnicos de la Fundación Mundo Marino brindaron asistencia en el lugar y encontraron las sogas enredadas en el animal.


A través de un comunicado, Mundo Marino- que recientemente fue noticia por desalojar del espectáculo que protagoniza una orca en una pequeña pileta de cemento a dos activistas por los derechos de los animales-  sostuvo que "un hallazgo con estas características no suele ser común en nuestras costas: el hecho de que tenga una soga en la boca debe llevarnos irremediablemente a la reflexión"