A días de dejar su cargo, el presidente Mauricio Macri visitó el Regimiento de Granaderos a Caballo "General José de San Martín", para despedir a los integrantes de la escolta presidencial, a quienes agradeció por "su afecto y su respeto" hacia su persona y su familia.

Junto con su esposa Juliana Awada, su hija Antonia, y el secretario general de la presidencia, Fernando de Andreis, el presidente saludó a los granaderos y hasta se animó a montar un caballo del Regimiento.


"Quería venir junto a mi familia para agradecerles estos años que transcurrimos juntos, que me hayan acompañado tantos días, tantas horas, en la Casa Rosada, en Olivos, en cada evento oficial y, especialmente, que nos hayan cuidado", dijo el presidente en Palermo, ante los Granaderos, quienes tienen entre otras tareas, ser escolta de los mandatarios argentinos.

En la misma línea, Macri aseguró que "fue una experiencia maravillosa porque siempre sentí su afecto y su respeto".

Según detalló Telám, el presidente fue recibido por el jefe del Estado Mayor del Ejército, general Claudio Pasqualini; el jefe del regimiento, coronel José María Protti, y otras autoridades militares.