Cristina Fernández de Kirchner y Axel Kicillof declararon en el marco de la causa llamada “Dólar Futuro”, impulsada en el 2015 por Mario Negri y Federico Pinedo, donde acusan a la gestión kirchnerista de perjudicar al Estado a través de contratos para vender dólares a menor precio que el cotizado. Ambos funcionarios dejaron definiciones lapidarias contra la causa y apuntaron contra la oposición y el Poder Judicial.

La ex Presidenta fue la primera en dar palabra, donde definió el conflicto como un “leading case de lawfare” en su contra y contra el oficialismo. “El lawfare estigmatiza a los movimientos populares. El lawfare no es sólo la persecución, sino la articulación con los medios. Cuentan cosas que no están en los expedientes”, dijo.

Asimismo, CFK desestimó los acusaciones y los definió como una operación judicial en complicidad entre jueces y sectores de la oposición política. “Es bueno conocer la cara de los jueces, como la suya Petroni porque no se la conocía. Sería bueno que además de mi cara apareciera la de Daniel Petrone, de Raúl Plée o de Barrotaneña. Yo siempre di la cara y la voy a seguir dando. Por eso creo que la presencialidad es importante”, expresó.


El lawfare estigmatiza a los movimientos populares. El lawfare no es sólo la persecución, sino la articulación con los medios. Cuentan cosas que no están en los expedientes”, sostuvo CFK.

Cabe recordar que la Cámara Federal de Casación Penal definirá hoy si la causa por la venta de dólar futuro continúa hacia la realización del juicio oral o si, por el contrario, declara el sobreseimiento de la vicepresidenta Cristina Fernández, Kicillof y el ex titular del Banco Central Alejandro Vanoli, entre otros procesados.

“En Argentina hay un poder económico permanente, primero fueron las fuerzas armadas y ahora ustedes velan por sus intereses”, sentenció Cristina Fernández de Kirchner en referencia al sector judicial. “No podemos aumentarles a los jubilados porque estamos endeudados hasta acá. Volvieron a traer al FMI con 44 mil millones de dólares para la campaña de Macri y ustedes también son responsables, no miren para otro lado”.

“Usted Petrone y usted Barrotaveña nos negaron el recurso de apelación ante la corte y confirmaron el sobreseimiento de los endeudadores seriales del país. Díganme si no son responsables de lo que pasa en el país”, disparó la vicepresidenta y volvió a apuntar contra Macri: “El presidente que nos volvió a endeudar devaluando y devaluando va a ver partidos de fútbol en Qatar y nosotros sentados acá”.

En tanto, el gobernador Kicillof ahondó sobre los aspectos técnicos de las acusaciones que sostiene la denuncia, y ratificó que no existe delito dentro de las medidas adoptadas por el gobierno kirchnerista, ni perjuicio del Estado en los contratos de dólar futuro.

“Las operaciones de dólar futuro no comprometen al Banco Central. Es mentira. Hay que terminar con esta farsa. Ustedes pueden terminar con esta farsa o llevarnos a juicio oral y generar más circo”, manifestó el gobernador Kicillof.

 “Con estos criterios, cada vez que el presidente quiera operar en dólar futuro debería ir a Comodoro Py a corroborar bajo qué precio lo hace. Se acusaba de que era bajo porque se lo comparaba con otras cotizaciones de dólar, el dólar bolsa, el dólar blue, el ‘contado con liqui’. Una burrada. El perito realizado dijo que no es técnicamente aceptable para tomar como referencia las cotizaciones en el mercado mobiliario, el dólar blue. No lo hicieron sin querer, si no con un objetivo claro”, argumentó Kicillof y reafirmó la idea de una operación judicial persecutoria con fines políticos.