El intendente de Leandro N Alem, Carlos Ferraris, celebró los cambios en los gabinetes nacional y provincial y aseguró que estas modificaciones iban a traer resultados positivos. Particularmente, el jefe comunal festejó la incorporación de pares al equipo de Gobierno de Axel Kicillof y destacó la experiencia territorial de Martín Insaurralde y Leonardo Nardini. 

Por otro lado, Ferraris cargó duramente contra la oposición y cuestionó su rol durante la pandemia. El mandatario local aseguró que durante la pandemia, Juntos por el Cambio no tuvo propuestas y sólo se dedicaron a criticar al oficialismo. 

En conversación con el programa En Boca de Todos, el intendente, defendió las aperturas y aseguró que se tomaron en base a datos sanitarios y no como una mera especulación electoral. 


¿Cómo analiza el resultado de las PASO y los movimientos posteriores en los gabinetes nacional y provincial?

-Considero que el resultado es sumamente injusto porque todo el trabajo que se ha desarrollado desde el oficialismo de Nación y Provincia, ha sido tremendo. Especialmente porque nos tocó asumir en un país y una provincia devastada, endeudada, y a los tres meses nos tocó afrontar una pandemia. Se cuidó a la gente, se fortaleció al sistema de salud, se consiguieron las vacunas, creo que ese esfuerzo realizado y ante las propuestas de la nada que hacían del otro lado, considero que ha sido una elección injusta por no poner en valor todo lo que se hizo para el país salga adelante como lo está haciendo. De todas maneras, hay que tener la humildad de escuchar al votante, por eso se están llevando adelante modificaciones, y a partir de ahí empezar a trabajar sobre las cosas en las que hemos fallado, las cosas que tenemos que mejorar y las cosas que necesita la gente.

¿Por qué cree que la gente no se volcó mayoritariamente por el Frente de Todos?

-Hay varios factores. Lógicamente que haber administrado la pandemia nos hizo pagar un costo porque nos tocó tomar decisiones que no eran agradables. Tuvimos que decidir entre decir lo que la gente quería escuchar o hacer lo necesario para defender y sostener el sistema de salud. No es lindo decirle a la gente quién puede trabajar, quién no, hasta qué hora pueden salir, todo eso nos hizo pagar un costo. Además, el ánimo de la gente recién empieza a recuperarse porque fueron tiempos muy duros y recién empezamos a salir y poder disfrutar aquello que nos hizo perder la pandemia. Después también hay que considerar el aspecto macroeconómico del país, mucha gente se encuentra en una situación difícil especialmente con lo que tiene que ver con la góndola. Es una lucha muy dura e importante que hay que dar contra los formadores de precios y tratar de ganarle a la inflación. No nos olvidemos tampoco que los medios machacaron todo este tiempo para que la gente esté enojada con el Gobierno.

"Considero que ha sido una elección injusta por no poner en valor todo lo que se hizo para el país salga adelante como lo está haciendo"

¿Cómo vio la reacción del FdT después de las PASO, la fricción entre el Presidente y la vicepresidenta que desembocó en una carta de Cristina Fernández y los cambios en el Gabinete?

-Somos un frente, no todos pensamos exactamente igual. Cuando hay distintos puntos de vista y modos de entender y aplicar la política, es enriquecedor. Mientras las discusiones que se den hacia adentro y se trate de cuidar el desafío de reacomodar el frente que tantas alegrías no de, por supuesto que va a volver a dar sus frutos. Estos cambios van a dar los resultados esperados y vamos a seguir trabajando por la unidad del Frente porque este año están en juego las elecciones legislativas, pero en 2023 la derecha neoliberal va a querer volver al gobierno. Tenemos que estar atentos y tener memoria contra qué nos enfrentamos.

¿Qué opina sobre las modificaciones en el gabinete provincial y la incorporación de dos intendentes, algo que también le reclamaban los propios, una mayor cercanía con las gestiones municipales?

-La verdad es que uno confía plenamente en nuestro gobernador Axel Kicillof. Hizo un laburo tremente y los intendentes mismos se lo hemos dicho, no tenemos registro de un gobierno provincial tan activo y bajando obras a los 135 municipios. Confío plenamente en sus decisiones que seguramente vienen a dar respuesta a algún reclamo como el que vos marcabas. Estamos hablando de dos intendentes como Insaurralde y Nardini que tienen mucha experiencia y conocen ampliamente el territorio porque lo sin dudas van a enriquecer el Gabinete y fortalecer la gestión provincial. Es algo que tenemos que hacer todos los intendentes del Frente: tratar de cuidar a nuestro Gobernador. Cada uno desde su municipio tiene que dar las batallas correspondientes para que de acá a noviembre podamos vencer en las elecciones.

"Todos los intendentes del Frente tenemos que tratar de cuidar a nuestro Gobernador" 

Hablamos antes con el intendente de la oposición Javier Raynoso, de Rivadavia, por la relación con el ex jefe de Gabinete Carlos Bianco y él nos decía que durante la administración de la pandemia, "daba la sensación de que los intendentes éramos meros delegados administrativos". ¿Usted cómo analiza la relación que mantuvo con Bianco?

-Yo le he agradecido y deseado lo mejor en su nuevo rol a Carlos Bianco, porque siempre nos hemos sentido muy acompañados. Obviamente que las decisiones en el marco de la pandemia eran de carácter provincial, lo que pasa es que algunos intendentes sobre todo de la oposición reclamaban tomar sus propias determinaciones y en muchos casos el acompañamiento de estos intendentes no fue el que correspondía. Hubo momentos en los que la oposición puso la política y el oportunismo por sobre la salud. Con Carlos Bianco hemos tenido un diálogo constante y trabajando conjuntamente día a día. 

¿Qué opinión le merece la postura de la oposición que cuestionó en su momento las restricciones y ahora critica las aperturas?

-Miden todo con un termómetro político. No me sorprende que ahora la oposición critique las aperturas porque son oportunistas. Cuando el mensaje era quedarse en casa, ellos salían a la calle y hacían marchas. Cuando se anunció el contrato con Rusia para traer la vacuna, la oposición dijo que era veneno y que se había comprado la peor vacuna. Cuando queda demostrado que es una de las mejores, entonces ahí se olvidaron lo que habían dicho. 

"No me sorprende que ahora la oposición critique las aperturas porque son oportunistas"