La llegada de María Eugenia Vidal a la gobernación bonaerense rompió con casi dos siglos de gobernadores hombres en la Provincia. Sin embargo, su irrupción en la política bonaerense no generó ningún cambio en el rol y presencia de las mujeres en lugares de jerarquía dentro de su gobierno. Un estudio de la Universidad Nacional de San Martín (UNSAM) precisó que en el gabinete de Vidal “sólo el 16,5% de los altos cargos están ocupado por mujeres”. La cifra en la Provincia es aún menor que en la Nación, donde el Presidente Mauricio Macri puso a un 22.6% de mujeres en puestos de alta responsabilidad.


El estudio que toma el período 2015-2016 para el análisis, se denomina “¿Quiénes gobiernan la Provincia de Buenos Aires? El perfil sociológico del gabinete de María Eugenia Vidal” y detalla que sólo 2 mujeres ocupan cargos de ministras, y una de ellas es la secretaria privada de la gobernadora. Se trata de Zulma Ortíz (Salud) -quien este año renunció y su cargo fue ocupado por Andrés Scarsi-  y María Soledad Borsani (Coordinadora General de la Unidad Gobernador).

Por fuera de Ortíz y Borsani,  “el 87% de las mujeres del gabinete de la Provincia ocupa las segundas líneas ministeriales, confirmando nuevamente la presencia de un 'techo de cristal' en las estructuras políticas y gubernamentales de nuestro país”.


Además el informe, que realiza un análisis pormenorizado de los perfiles de 93 altos funcionarios provinciales,  muestra que las mujeres son designadas para cumplir funciones “tradicionalmente femeninas”, asociadas fundamentalmente a cuestiones sociales o de salud.

“Observamos que las mujeres tienden a ocupar el área social, encontrándose completamente ausentes en el área de seguridad, por ejemplo. Así, el gabinete bonaerense sigue vinculando lo femenino con las áreas especializadas en la supervivencia y el cuidado del otro, reproduciendo un imaginario tradicional anclado en la tríada trabajo-mujer-cuidado”, consideraron los investigadores de la UNSAM.