En medio de los debates sobre delito e inseguridad, se mostraron juntos Axel Kicillof, Sergio Berni y Aníbal Fernández, quienes compartieron el acto de jura de fidelidad a la Bandera Nacional por parte de cadetes de la policía bonaerense. El acto que tuvo lugar en la Escuela de Policías Juan Vucetich fue encabezado por el gobernador y los ministros de Seguridad de Provincia y Nación, quienes dejaron definiciones sobre el rumbo a seguir por parte del Gobierno.

Tras el aumento salarial proporcionado por Kicillof a la fuerza provincial –medida que, según trascendió, logró desactivar un posible levantamiento por parte de los efectivos-, el acto tuvo un fuerte perfil de respaldo hacia el sector. El Gobernador hizo un fuerte hincapié sobre la preocupación del Gobierno sobre las condiciones de trabajo y el salario de las fuerzas, en pleno marco de debate sobre la lucha contra el delito.


“Trabajamos mucho para llegar a este día. Cuando asumimos a finales de 2019 nos encontramos con una fuerza policial degradada en lo salarial y completamente carente de inversión. Se pide mucho de la policía de la provincia de Buenos Aires, la pregunta es qué instrumentos de trabajo y remuneración se les da”, expresó el mandatario bonaerense.

Berni, por su parte, también dejó un fuerte mensaje para la oposición y a antigua gestión de María Eugenia Vidal y Cristian Ritondo en Provincia, al criticar “abandono de los últimos 5 años” de la fuerza.

“Estamos encarando un cambio de raíz en la policía de la provincia. Lo quiero compartir con ustedes. Cuando asumimos, la policía de la provincia tenía muy baja estima de parte de los y las bonaerense. Tenemos que revertir esa situación. Para eso iniciamos también un cambio también en la organización de la policía, y estamos cambiando el espíritu de la policía”, señaló Kicillof.