El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, junto con las ministras Fernanda Raverta (Desarrollo de la Comunidad) y Agustina Vila (Cultura y Educación), informó que "prácticamente se triplicó" la inversión destinada al Servicio Alimentario de Escolar.

"En el medio de toda esta tragedia nosotros hemos decidido que puede cesar todo menos todo menos el Estado. El Estado tiene que continuar y redoblar su compromiso y su presencia con quienes más lo necesitan", puntualizó el mandatario bonaerense a la hora de hacer el anuncio.

En esa línea, Kicillof recordó que la primera decisión, en el marco de la emergencia, fue no cerrar las escuelas para garantizar no sólo la continuidad pedagógica, sino también la alimentación que alcanza a 1.7022.000 niños y niñas bonaerenses, por lo que en una medida en conjunto entre Desarrollo a la Comunidad y Educación, se pasó a la entrega de alimentos mediante bolsones de mercaderías.


En este marco, el Gobernador destacó que más allá de que perciban diferentes servicios en las escuelas (desayuno, almuerzo y merienda), mediante los bolsones "esta prestación es exactamente la misma para el 1.7022.000 niños y niñas: van recibir la misma cantidad de mercaderías, de alimentos, que va a ser retirada cada 15 días en los establecimientos".

"Esto en términos numéricos significa prácticamente triplicar la inversión de la Provincia en este programa", puntualizó el Gobernador. "Entendimos que la mayor inversión que hiciéramos tenía que estar dirigida en este programa que son niños y niñas cuya necesidad que ya conocemos", agregó.

Kicillof destacó que hoy  "todas las escuelas están abiertas y todos los niños y niñas reciben no solo su alimentación" sino que se busca también la continuidad pedagógica mediante manuales que fueron impresos por la Gráfica provincia. "A veces se buscan soluciones de otros lugares, pero en la provincia de Buenos Aires lo que estamos haciendo es adaptar la que nos sirven e inventarlas sino existen, estamos ante la falta de conectividad supliendo con material físico", destacó.

Por su parte, Raverta detalló que la entrega de mercadería se dará dos veces por mes y por cada niño y niña se destinarán 750 pesos en alimentos. "La idea es que a fin de mes, cada chico, cada chica tenga 1500 pesos de mercadería en su casa", explicó.

Vila en tanto celebró la medida y dio detalles sobre el Programa de Incorporación Especial de Docentes y Auxiliares Suplentes, que serán convocados a realizar tareas tanto presenciales como domiciliares, para garantizar las "funciones ininterrumpibles de las escuelas", desde el mantenimiento y entrega de alimentos hasta la continuidad pedagógica.

"Ni los docentes, ni los auxiliares están solos en este proceso, estamos todos acompañándolos y ahora sumando refuerzos", aseguró la Ministra, quien destacó el rol de los trabajadores de la educación. "El cambio de modalidad del servicio alimentario escolar, fue posible gracias al rol de los auxiliares, docentes, los equipos del Ministerio de Desarrollo a la Comunidad y del la Dirección General de Cultura y Educación, también a los Consejos Escolares y los Municipios", sostuvo.