Parecía que desaparecía del mapa, pero sigue vigente y con poder. Luego de que se filtrará un vídeo suyo de vacaciones, Mauricio Macri,el ex presidente de la República Argentina,  vuelve a dedicarse al fútbol. Ahora tendrá un cargo importante en la FIFA: será presidente de la Fundación FIFA.

El ex mandatario de Boca Juniors ahora estará a cargo de esta entidad, que fue creada en marzo de 2018 con el objetivo de "contribuir a la promoción de un cambio social positivo" y busca fondos para "rehabilitación y recontrucción de infraestructuras deportivas dañadas o destruidas alrededor del mundo", según indica el sitio web.

Además, en su cuenta de twitter, Macri expresó: "Con mucha alegría quiero contarles que la FIFA me ha elegido como el próximo presidente ejecutivo de la Fundación FIFA, la organización que busca generar un cambio social positivo a través del fútbol y la educación".


El argentino llegó por voto de la Junta de la Fundación, cuya cabeza es Gianni Infantino, presidente de la FIFA, acompañado por Sonia Fulford y Lydia Nsekera, miembros del Consejo de la FIFA y vocales de la Junta de la fundación.

A su vez, el director general es el ex futbolista francés, campeón del mundo, Youri Djorkaeff. La idea de la FIFA es recaudar, junto a sus socios de todo el mundo, fondos para "usar al fútbol como una herramienta para abordar los problemas sociales que afectan a los jóvenes, caso la educación, la salud, la construcción de la paz, los refugiados, el liderazgo y la igualdad de género".

Sin embargo, este nombramiento despertó polémica casi de inmediato y los primeros en repudiar la presencia del ex Presidente de la Nación fueron Rodolfo D'Onofrio y Marcelo Tinelli.

El presidente de River y de San Lorenzo cargaron contra Macri por sus medidas económicas como máximo mandatario de la Argentina y su postura sobre las sociedades anónimas en el fútbol.