Entre los grandes beneficios de encabezar una ciudad tan chica como Monte Hermoso, está la posibilidad de sostener ciertas estrategias y políticas de línea más tradicional. No todo pasa por las redes sociales en boga para Marcos Fernández, intendente de la localidad balnearia, que entiende que todavía se puede recurrir a mecanismos más conocidos, debido a los 7.500 habitantes para los que gestiona.

"Obviamente dentro de una lógica de normalidad uso las redes de manera permanente, tanto para informarme con medios digitales como para informar todo lo municipal", aseguró Fernández, especificando que sólo utiliza Facebook. Para esto, recurre a su equipo comunicacional en el que una directora maneja un grupo de dos o tres personas aunque la última palabra termina siendo suya y sostiene que es él quien maneja sus redes.

Sorprende que una figura política no tenga un acercamiento mayor a otras plataformas como Twitter, que parece ser la preferida de senadores, diputados, intendentes o el cargo que sea que ocupen pero no es tan grave para el mandatario de Monte Hermoso. "¿Viste cuando te negas a una cosa? Da la impresión de que es muy espontáneo y no soy de la espontaneidad", aseguró en relación con su falta de participación en la red social del pajarito.

Por supuesto, esto lo deja por fuera de grandes protagonistas de la comunicación política del momento: los trolls y sus derivados en forma de memes. En lugar de esos mecanismos que parecen instalarse cada vez con mayor firmeza, lo único que toma fuerza en la política comunicacional de la ciudad balnearia es el Whatsapp, donde abundan grupos de acuerdo a los roles ocupados en la gestión. Además, aparecen los compartidos con, por ejemplo, otros miembros del Partido Justicialista de la Provincia de Buenos Aires, donde se comparte la agenda en común.

"Aprovechamos todo de lo tecnológico y no extrañamos lo viejo porque el pueblo tiene una escala que te permite trabajar mano a mano, llevarle el sobre con la boleta a la familia, el tríptico con la información"

Con tanta red social y tanta aplicación, ¿hay espacio para la nostalgia en relación con las viejas estrategias de la política? En este contexto, la gran ventaja es la posibilidad de sectorizar el mensaje de acuerdo a la aplicación y lo que se quiere comunicar, algo que hace que no se extrañe lo tradicional. "Aprovechamos todo de lo tecnológico y no extrañamos lo viejo porque el pueblo tiene una escala que te permite trabajar mano a mano, llevarle el sobre con la boleta a la familia, el tríptico con la información", aseguró Fernández.

Teniendo en cuenta que el 2019 es año electoral, Fernández subraya la ventaja dentro de su candidatura en la ciudad. "En Monte Hermoso la oposición es el oficialismo por lo que les cuesta hablar, porque el país está sumido en algo muy complejo", aseguró el intendente. Además, se paró en la vereda de enfrente de los que demonizan la reelección de los candidatos de cada municipio provincial: "Desde el 83 hay un gobierno peronista; tener continuidad en el tiempo es una carga, no te lo cuentan como el vaso medio lleno sino que te dicen que estás mucho en el poder".

"En Monte Hermoso la oposición es el oficialismo por lo que les cuesta hablar, porque el país está sumido en algo muy complejo".

Será cuestión de ver qué tan bien les va en las futuras elecciones dentro de la ciudad balnearia. Una ciudad que apoyada en la figura de Cristina Fernández de Kirchner fue de las primeras en recibir a Axel Kicillof después de confirmar su pre candidatura como gobernador de la Provincia. "Estuvo acá y vimos un magnetismo muy especial, la gente lo busca, busca mucho el contacto con él y eso te da una dimensión de lo que pasa progresivamente con el votante", sostuvo. En este contexto, Fernández finalizó: "Soy parte de los que quería hacer algo en lo que estemos juntos, conformes con que la intendente Verónica Magario vaya como vice y con kicillof a la cabeza, estamos conformes con todas las fórmulas".

Sobre Kicillof: "Estuvo acá y vimos un magnetismo muy especial, la gente lo busca, busca mucho el contacto con él y eso te da una dimensión de lo que pasa progresivamente con el votante".