Tras ser citado a dar explicaciones por irregularidades en la obra pública y falta de pago de los aumentos acordados a los municipales, el intendente de Moreno, Walter Festa no asistió al Concejo Deliberante argumentando que la convocatoria no cumple con los plazos de la ley.


Tras perder el municipio, noviembre arrancó intenso para Festa con fuertes reclamos gremiales en las puertas de la Municipalidad de Moreno, luego de que ATE denunciara que el jefe comunal no había entregado los aumentos acordados correspondientes para el mes pasado y el corriente.

En este escenario, el jefe comunal insolitamente apuntó contra el sindicato por “impedir la recaudación municipal y así el pago de los salarios” y le pidió ayuda a su sucesora, Mariel Fernández dado que la organización gremial le brindó apoyo en su candidatura. Sin embargo, el intendente no avanzó con los pagos.

En este contexto, la semana pasada el Concejo Deliberante decidió convocarlo para este miércoles a las 14 horas a una interpelación, donde se prevía que dé explicaciones sobre el pago de los aumentos y de supuestas irregularidades en las urbanizaciones de "Ciudad Barceló" de Ruta 25 y "Solares" del barrio Puerta de Hierro, así como también de la paralización de las obras de la calle Portugal.

Finalmente, Festa decidió ausentarse y envió una carta, donde argumentó que la convocatoria no se ajusta a lo establecido en la Ley Orgánica de las Municipalidades. "Esto es por Decreto y con una antelación de 5 días que deben contarse, conforme a nuestra normativa de procedimientos, en días hábiles", manifiesta el documento entregado.